Los mercados tiemblan ante el pacto con Iglesias

Los mercados tiemblan ante el pacto con Iglesias

0
Compartir
loading...

El Secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, puño en alto en el Congreso de Podemos en Madrid

Los mercados tiemblan ante el pacto con Iglesias

Una aproximación a diferentes sectores de nuestra economía deja a las claras el nerviosismo que se ha instalado en los agentes económicos después de que ayer un escalofrío recorriera los mercados que cedieron casi un punto al cierre.

Que Iglesias y Sánchez pactaran en el pasado un presupuesto conjunto no parecía ser suficiente como para que la clase empresarial española descontase la posibilidad de que el líder socialista se entregara a la extrema izquierda con tal de mantener el sillón de la Moncloa. Pero así es. En menos de 48 horas ha firmado un preacuerdo con Pablo Iglesias.

Justo en el momento en que Pedro y Pablo se fundían en un abrazo, los mercados se daban la vuelta y el Ibex 35 cosechaba pérdidas ampliando su desmarque del Eurostoxx. Una caída que se puede atribuir, según las fuentes consultadas, casi en su totalidad al preacuerdo entre PSOE y Podemos. Además, este miércoles, el selectivo español ha abierto con fuertes caídas, por encima del 1,5% hasta cotizar en el nivel de los 9.100 puntos, unas pérdidas que ha mantenido durante toda la jornada hasta cerrar en el 1,2%.

Medidas que preocupan

Aunque las medidas que recoge el preacuerdo son pocas, ambos partidos están de acuerdo en subir los impuestos, disparar el gasto, subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), controlar los precios de los alquileres, derogar la reforma laboral y consolidar la subida de las pensiones. Unas medidas que, a ojos del consenso de los analistas y en el actual contexto de desaceleración, amenazan con disparar el desempleo, el déficit, comprometer el futuro de las pensiones, generar escasez de vivienda y ahuyentarán las inversiones.

Libre Mercado se ha puesto en contacto con numerosas fuentes financieras y de otros sectores económicos a fin de pulsar el ánimo y las expectativas generadas tras el preacuerdo entre socialistas y comunistas. Unas fuentes que prefieren mantenerse en el anonimato.

En el sector financiero expresan su sorpresa y pesadumbre, ya que los riesgos regulatorios que afectan a muchas inversiones se disparan. El mercado “necesita estabilidad y normas claras” y la entrada de Podemos en un ejecutivo significa todo lo contrario, se lamenta otra de estas fuentes.

En la industria de la inversión recuerdan que los españoles tienen sus ahorros en cuentas a la vista, depósitos, fondos de inversión o planes de pensiones, todos ellos productos cuya fiscalidad y marco regulatorio podría verse afectado, ya que desde Podemos se ha propuesto incrementar la fiscalidad al ahorro. Por este motivo, “la incertidumbre” es máxima en estos momentos, se lamentan distintas fuentes del sector. En este sentido, y en privado, otros reconocen que la presencia de miembros de Podemos en los ministerios “afecta a la seguridad jurídica” y recuerdan que hay fondos en España que han ayudado a drenar, por ejemplo, los excesos del ladrillo y el crédito blando, y cuyo marco normativo también está comprometido con la extrema izquierda, quien ha declarado en más de una ocasión la guerra a las Sicav y a los llamados “fondos buitre”.

El sector bancario, uno de los más afectados por las caídas en bolsa, mira con atención los acontecimientos y, aunque prefieren ser prudentes y esperar a ver cómo se desarrolla la formación y acción de Gobierno, ven con preocupación la intención de ambos partidos, PSOE y Podemos, para subir el Impuesto de sociedades al sector, la creación de un impuesto específico para la banca, y otro para transacciones financieras.

Otros analistas recuerdan que el sector bancario en España ya atraviesa una situación complicada, ya que el entorno de tipos de interés apenas les permite ganar dinero. Si en esta situación el Gobierno aplica fuertes impuestos y se limita o desincentiva la repatriación de dividendos u otras transacciones, el peligro es evidente.

Loading...

Los ahorradores

En la industria de la inversión y el ahorro privado, distintas fuentes insisten en que los planes que tiene Iglesias van directamente en contra de los intereses de los ahorradores. “¡Si te fríen a impuestos qué dinero te va a quedar para invertir!”, exclamaba uno de estos analistas. Y es que son muchos los riesgos sobre esta industria: “Iglesias ya le declaró la guerra a las Sicavs, a los planes de pensiones y a los fondos de inversión, ¡es un horror!”, recuerda otro, espantado.

En el sector se mira con temor precisamente a los planes de pensiones y más de uno confía en que no terminen quitando las ventajas fiscales al ahorro que representan actualmente. “Si las quitan se frenarían las aportaciones”, declaran.

Lamentan otros dentro de este sector que “desde los partidos de extrema izquierda atacan los vehículos de ahorro e inversión porque creen que sólo pueden ahorrar los ricos y no se dan cuenta de que el ahorro está al alcance de todos y que son muchas las familias humildes que tratan de garantizarse un futuro tranquilo mediante estos vehículos de ahorro”.

Los sectores más afectados

Otra de las fuentes consultadas teme por diferentes sectores y considera que algunos como el eléctrico o el bancario pueden sufrir especialmente con un ejecutivo que ponga en marcha buena parte de los postulados como los que defiende Podemos. “El sector inmobiliario, que ha tirado de la economía en los últimos años, sufriría notablemente si finalmente se pone en marcha el control de precios sobre el alquiler, o el ataque a las Sicavs”, señalan.

Finalmente, el sector industrial, merced a la oposición al diésel, acusaría notablemente el cambio de gobierno.

En general, termina esta misma fuente, si se sube el Salario Mínimo Interprofesional, se deroga la reforma laboral, suben los impuestos a las empresas y se terminan destopando las bases de cotización, quebrarán “el sector productivo” español.

El clavo ardiendo

Otras fuentes del sector financiero, sin embargo, prefieren ser prudentes y no ven en los puntos del preacuerdo una dirección clara de acción de gobierno. Además, confían en que Nadia Calviño sea la vicepresidenta económica del Ejecutivo lo que, en opinión de estos profesionales, puede mantener en España los estándares europeos de libertad económica. Ven en Calviño “garantía de estabilidad”. Otras fuentes dicen de ella que “es sensata y muy técnica y entiende el negocio bancario”. No obstante, no dejan de extrañarse ante la posibilidad de ver dos vicepresidencias del gobierno tan antagónicas, dicen, como la de Nadia Calviño y la de Pablo Iglesias.

Otros en el sector apuntan a “la Unión Europea”, creen que, como ya sucedió con Syriza en Grecia, los “hombres de negro” pueden ejercer la presión suficiente como para que no se vuelen consensos de mercado y se mantenga la estabilidad en el marco regulatorio.

Así, todas las fuentes consultadas consideran que, o bien Nadia Calviño, o bien la Unión Europea lograrán frenar la deriva comunista que Iglesias puede darle al Ejecutivo.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta