Elecciones Generales: valoración falangista

Elecciones Generales: valoración falangista

0
Compartir
loading...

FE-JONS

Elecciones Generales: valoración falangista

El Parlamento resultante es el más fragmentado de la historia del actual régimen, con hasta 19 formaciones distintas con representación.

Los bloques que se disputaban el gobierno, toda vez que ninguno de los partidos aspiraba a la mayoría absoluta, no han variado sus fuerzas substancialmente.

Se ha dado, eso sí, un reforzamiento de las versiones más radicales en la derecha y en los grupos secesionistas.

Esto último, el incremento en la representación de los partidos secesionistas, es especialmente preocupante. Sobre todo porque obedece, más allá de razones coyunturales como pueda haber sido la influencia de la sentencia del proceso separatista de Cataluña, a razones estructurales, inherentes al modelo autonómico:

Mientras los separatistas, que siguen siendo indispensables para formar un Gobierno mayoritario, controlen en sus comunidades autónomas la educación, los medios de comunicación públicos, las fuerzas del orden y los presupuestos, su crecimiento estará asegurado.

Es difícil imaginar cómo va a salir el régimen del bloqueo en el que se encuentra. Pero no es descartable ni mucho menos que las fuerzas mayoritarias –PSOE y PP– que en realidad son las fuerzas políticas que más se parecen entre sí aunque finjan ser antagónicas, acuerden alguna fórmula de entendimiento que permita la formación de un Gobierno.

Los poderes económicos no están interesados en que se prolongue la inestabilidad institucional, así que usarán toda su capacidad de persuasión -que es mucha- para buscar un acuerdo.

No conviene, por tanto, descartar la fórmula de un Presidente presuntamente independiente, de perfil técnico y obediente, claro está, a la Unión Europea, la OTAN, el Fondo Monetario Internacional y demás organizamos internacionales del Nuevo Orden Mundial. Es una posibilidad real.

Por lo que respecta a la participación falangista en estas elecciones, teníamos claro que nuestra presencia volvería a ser testimonial, como ha sido.

Loading...

Pero es que no hay nada deshonroso ni peyorativo en ello. Es que ese era nuestro objetivo: dar testimonio. Porque lo testimonial es cierto, legítimo, auténtico, verídico…

Queríamos dar testimonio de que, pese a todas las dificultades, hay un puñado de españoles que siguen aspirando a un futuro de unidad, libertad, justicia y solidaridad para todos los españoles.

Que ni renunciamos, ni admitimos recortes en la defensa de la dignidad humana, la unidad de la patria ni la justicia social.

Que seguimos buscando un cambio revolucionario en las estructuras políticas, económicas, sociales y culturales de una España a la que amamos y que, precisamente por eso, cada día nos gusta menos.

Por eso estamos muy agradecidos a los más de 600 españoles que, pese a todo, nos dieron su apoyo al Congreso y a los casi 3000 que lo hicieron al Senado en las 5 únicas provincias en las que concurrimos.

Nos felicitamos además de que fuese la nuestra una candidatura de integración falangista. Presentada bajo las siglas históricas de Falange, Falange Española de las JONS, pero con el de La Falange, a la que debemos agradecer públicamente su esfuerzo.

No nos conformamos, no obstante, con ser testimoniales. Queremos ser una palanca de transformación social. Una herramienta. Un instrumento eficaz en manos de los españoles, al servicio de España.

Por eso, a ti que nos has apoyado con tu voto en las elecciones de ayer. A ti, que formas parte de los irreductibles de la bandera roja y negra con el yugo y las flechas. A ti, que piensas, sientes y vives en falangista, te pedimos que des un paso al frente y te comprometas.

Hay un puesto para ti en nuestras filas. Da igual el sitio. Da igual la forma. Como afiliado, como simpatizante o como voluntario. Necesitamos tu colaboración, tu empuje y tu entusiasmo para hacer realidad nuestros sueños.

Falange Española de las JONS

Loading...
loading...

Dejar una respuesta