El Coronavirus y el colapso del orden mundial

El Coronavirus y el colapso del orden mundial

0
Compartir
loading...

Alexander Dugin

El Coronavirus y el colapso del orden mundial.

Alexander Dugin nos habla sobre el coronavirus

Creemos que el vacío del universo está en equilibrio, es decir, todo el ciclo de posible entropía ha pasado… pero ¿qué pasa si solo está fingiendo estarlo?

En las últimas décadas hemos esperado algo fatal, algo irreversible y decisivo. Quizás la epidemia de coronavirus sea ese evento.

Es demasiado pronto para sacar conclusiones exactas, pero algunos elementos de la geopolítica y la ideología ya pueden haber pasado el punto de no retorno.

La epidemia de coronavirus representa el fin de la globalización. La sociedad abierta está madura para la infección. Cualquiera que quiera derribar las fronteras prepara el territorio para la aniquilación total de la humanidad. Puedes sonreír, por supuesto, pero las personas con trajes blancos HazMat detendrán la risa inapropiada. Solo la cercanía puede salvarnos. Cerrado en todos los sentidos: fronteras cerradas, economías cerradas, suministro cerrado de bienes y productos, lo que Fichte llamó un “estado comercial cerrado”. Soros debería ser linchado, y se debería construir un monumento para Fichte. Lección uno.

Segundo: el coronavirus da vuelta a la última página del liberalismo. El liberalismo ha facilitado la propagación del virus, en todos los sentidos. La epidemia requiere la demolición de todas las diferencias. El liberalismo es el virus. Pasará un poco más de tiempo, y los liberales se equipararán con “leprosos”, “maníacos” contagiosos que llaman a bailar y divertirse en medio de la peste. El liberal es el portador del coronavirus, su apologista. Este es especialmente el caso si resulta que fue creado en los Estados Unidos, la “ciudadela del liberalismo”, como un arma biológica. Lección dos: el liberalismo mata.

Loading...

Tercero: los criterios para el éxito y la prosperidad de los países y las sociedades están cambiando dramáticamente. En la batalla contra la epidemia, ni la riqueza de China ni el sistema social europeo, ni la ausencia de un sistema social en los Estados Unidos (que tiene el mayor poder militar y financiero del mundo) los salvará. Incluso el régimen espiritual y vertical iraní no está ayudando. El coronavirus ha cortado la punta de la civilización: el petróleo, las finanzas, el libre intercambio, el mercado, el dominio total de la Reserva Federal … los líderes mundiales están indefensos. Criterios completamente diferentes han surgido:

– La posesión de un antivirus

– La capacidad de demostrar de forma autónoma la vida para ellos y sus seres queridos en condiciones de máximo cierre.

Cumplir con estos criterios significa reevaluar todos los valores. La vacuna pertenece a quienes probablemente desarrollaron el virus y, por lo tanto, es una solución poco confiable. Sin embargo, el cierre y la transición a la autosuficiencia es algo que todos pueden hacer, aunque hacerlo requiere multipolaridad. Las pequeñas granjas y el intercambio natural sobrevivirán al colapso total de todo.

Entonces, ¿cuáles serían los próximos pasos lógicos después de una marcha triunfante de coronavirus en todo el planeta? En el mejor de los casos, la aparición de varias zonas mundiales relativamente cerradas: civilizaciones, grandes espacios o, en el peor, los mundos de Mad Max y Resident Evil. La serie rusa “The Epidemic” se está convirtiendo en una realidad frente a nuestros ojos.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta