El problema no es mío, es tuyo con Podemos

El problema no es mío, es tuyo con Podemos

0
Compartir
loading...

Casado y Sánchez

El problema no es mío, es tuyo con Podemos

Hasta que en agosto saltase por los aires la posibilidad de acuerdo, durante los meses anteriores, dos hombres de la confianza de Pedro Sánchez y Pablo Casado habían estado negociando la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

LD / En julio, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y el responsable de Justicia e Interior del PP, Enrique López, habían incluso alcanzado “principios de acuerdo” y se barajaban los primeros nombres. No solo para el CGPJ, también se entró en la renovación del Tribunal Constitucional, del consejo de RTVE y del Defensor del Pueblo. Casado y Sánchez se intercambiaron entonces un mensaje de texto en el que se confirmaban los interlocutores para avanzar en las conversaciones. Fuentes el PP incluso afirmaban en julio que “la renovación del CGPJ se iba a hacer durante las vacaciones” para levantar el menor “ruido” posible.

El comunicado del PP

Tras la polémica suscitada por esta negociación, el PP ha enviado un comunicado este lunes en el que detallan cronológicamente cómo fueron estas conversaciones con los socialistas. Los populares explican que fue el “6 de julio, en el 40 aniversario del Tribunal Constitucional” cuando “la vicepresidenta del Gobierno y el ministro de Justicia solicitaron al presidente del Partido Popular iniciar conversaciones para la renovación de los órganos institucionales. Pablo Casado encomendó las conversaciones al secretario de Justicia del PP, Enrique López, que durante el mes de julio avanzó en la elaboración de una ‘Ley para el reforzamiento de la independencia de la Justicia’, como paso previo a las negociaciones, después de que el PSOE rechazara el 20 de diciembre de 2018 la propuesta de modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial propuesta por el PP y aprobada por el Senado previamente”.

En el comunicado de los populares añaden también que el 22 de julio, “Pedro Sánchez propuso por whatsapp a Pablo Casado los interlocutores para avanzar en las conversaciones de renovación de los órganos institucionales que fueron aceptados con una escueta respuesta, sin entrar a valorar ni siquiera el fondo de la cuestión. El 28 de julio, el Pleno del Consejo General del Poder Judicial informó de estas conversaciones que fueron confirmadas por el Partido Popular y el Partido Socialista”. Pero lo sucedido en el mes de agosto hizo que el Partido Popular se echase atrás.

Agosto, el mes que acabó con el acuerdo

El día 3 de ese mes, Juan Carlos I comunicó a su hijo su decisión de trasladarse fuera de España. Unas horas después, Podemos arremetía contra el Rey emérito e instaba a la Justicia a evitar su salida de España. El socio de Sánchez, Pablo Iglesias, utilizaba esa salida de España para cuestionar a Felipe VI diciendo que la monarquía se encontraba en una “posición muy comprometida”. En el PP comenzaron a retroceder.

En el comunicado de los populares explican que ese día, “el líder de la oposición no fue en ningún momento informado por el presidente del Gobierno, y transmitió a Moncloa que el pacto de renovación institucional no podía avanzar con el Gobierno arremetiendo contra la Jefatura del Estado”.

Loading...

Tan solo unos días después, el día 11, titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, imputaba a Podemos como persona jurídica y a parte de su cúpula, dentro de la causa en la que se investiga la financiación del partido morado, que según su exabogado José Manuel Calvente, podría ser objeto de delitos de malversación y administración desleal. El PP se convenció entonces de que la renovación con el PSOE y “sus socios” del CGPJ se antojaba “imposible”.

La fecha clave: el 14 de agosto

“El 11 de agosto, Podemos fue imputado por financiación irregular mientras intensificaba sus críticas al Poder Judicial, a la Monarquía, y pedía un gobierno con Bildu en el País Vasco y un pacto presupuestario con Esquerra a cambio de retomar la mesa de autodeterminación de Cataluña. Por todo ello, el 14 de agosto Pablo Casado transmitió al Gobierno, a través de una reunión presencial de sus interlocutores, que no se podía acordar la renovación de las instituciones del Estado si Podemos tenía cualquier papel en ella”, explican los populares en el texto que han enviado este lunes.

Pero agosto no acabó ahí. El día 17, Casado decidió sustituir a su portavoz en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo. Entonces, la diputada afirmó que no era partidaria de un pacto con el PSOE “para el reparto de cargos de la Justicia”. Después de que la exportavoz popular desvelara el pacto, el temor a la crítica mediática hizo que Casado reforzara su tesis de que no podía renovar el CGPJ con este Gobierno, por ahora.

La frase de Casado a Sánchez

En su última reunión en La Moncloa, celebrada el pasado miércoles 2 de septiembre, Casado le trasladó a Sánchez la siguiente frase: “El problema para la renovación de los órganos constitucionales no es mío, es tuyo con tus socios de Podemos”.

Fuentes de la negociación aseguran que el PP no retomará la negociación hasta que “Podemos sea excluido”, no obstante, fuentes jurídicas consultadas por Libertad Digital, precisan que dicha negociación entre populares y socialistas se da por hecho y sólo es cuestión de tiempo.

Desde el PP añaden que “la transparencia y la responsabilidad institucional han regido todo este proceso por parte del principal partido de la oposición, a pesar de las insólitas filtraciones manipuladas en los medios de comunicación. La posición del Partido Popular es firme y coherente y siempre se guiará por el reforzamiento institucional del Estado y la despolitización del Poder Judicial”.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta