Traducciones en el que se certifica el trabajo del traductor

Traducciones en el que se certifica el trabajo del traductor

0
Compartir
loading...

traduciones

Traducciones en el que se certifica el trabajo del traductor

La importancia de un traductor competente es indudable en un mundo que se presenta totalmente multicultural y que está comunicado al instante y de manera constante. Los traductores son profesionales que diversifican su trabajo de una forma increíble, a lo que la tecnología le aportó una gran caudal de nuevas opciones de trabajo y más herramientas.

Dentro de la variedad de traducciones que realizan los nuevos traductores de este siglo, se encuentran las llamadas certificadas. A pesar de que el nombre de esta categoría está muy difundido, la definición depende de alguna forma del sentido que se le da en cada país y en cómo el traductor es autorizado para hacerlas.

Definición de las traducciones con certificación

A pesar de esa diversidad de definiciones y aplicaciones, se puede llegar a una explicación general de lo que es una traducción certificada (conocer más detalles sobre esta categoría de traducción en https://www.protranslate.net/es/).

En general, son aquellas que son hechas por un traductor profesional que ha sido reconocido por la autoridad responsable de este tema en cada país. Sin este reconocimiento, los traductores no pueden firmar ni sellar las traducciones certificadas.

Loading...

Lo que varía en cada país es el proceso que se realiza para certificarlas, sin embargo, algunos puntos coinciden en todos lados. Por ejemplo, la necesidad de legalizar la firma y sello que debe tener cada una de las páginas de la traducción.

Algunas características de las traducciones certificadas según el país

  • Argentina: En Argentina las traducciones certificas las realiza un traductor público certificada que debe estar certificado ante los Colegios de traductores que pueden ser municipales o provinciales. Esos Colegios certifican la firman y sello del traductor a través de una legalización
  • España: En este país, solo pueden ser realizadas por los que allí llaman traductores jurados. Para ser traductor jurado, los traductores deben aprobar un examen ante un Ministerio, el de Asuntos Exteriores y Cooperación.
  • Estados Unidos: No existen regulaciones estrictas sobre las traducciones certificadas, pero sí una cantidad de exámenes para que los profesionales de la traducción y la interpretación avalen su dominio de los idiomas.
  • Bélgica: Es un país en el que se hace una diferencia entre traducción legalizada (necesita del sello de un tribunal) y la jurada.
  • Italia: Los traductores oficiales son designados por los consulados o los tribunales, ambos con la capacidad para hacerlo.

Como se puede ver, hay diferencias importantes en cómo los distintos países gestionan las traducciones certificadas. Sin embargo, siempre hay alguna forma de certificarlas en caso de tener que enviar documentación traducida a distintos países.

Por ejemplo, si un traductor certificado realiza una traducción en el territorio de la Unión Europea, esa traducción es aceptada en todos los países miembros de este organismo. Hay empresas de traducción, como Protranslate, que también tiene en consideración en sus servicios todos los trámites legales que las traducciones pueden requerir.

Trámites adicionales

Las traducciones que son certificadas por el traductor pueden requerir de otras legalizaciones de acuerdo con el trámite a realizar y el organismo al que se va a presentar en el país extranjero.

Es importante revisar este tema, porque además puede ser necesario que lleve La Apostilla de La Haya o una legalización emitida por el Consulado correspondiente, según el país.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta