ORIGEN Y REGLAS DEL BLACKJACK

ORIGEN Y REGLAS DEL BLACKJACK

0
Compartir
loading...

blackjack

ORIGEN Y REGLAS DEL BLACKJACK

Historia y origen del blackjack

El blackjack, también conocido popularmente como “21”, tiene su origen en el continente europeo. Procede concretamente de los casinos y las mesas de juego de Francia, donde se jugaba al “Vingt et un“; que, aunque era muy parecido tenía en sus reglas ligeras diferencias con el blackjack que hoy, se ha popularizado en todo el mundo. Con la llegada del siglo XIX, los migrantes franceses que viajaron hasta los Estados Unidos difundieron este juego, si bien todavía era una modalidad minoritaria. Algunos estados del país legalizaron el juego, es entonces cuando el blackjack cotiza al alza y comienza su verdadera popularización.

En la red, opciones similares a las que ofrecen hoy los sitios donde jugar el blackjack, es decir, juegos seguros a través de Internet, comienzan a surgir a mediados de la década de los noventa. Con el tiempo, la mejora en las condiciones técnicas, el sistema y las conexiones a la red, más la creación de un contexto legal, dotan de más fiabilidad al género de juego online, favoreciendo el nacimiento de webs como Leovegas donde aprender el blackjack jugando en línea. Es a partir del nuevo siglo cuando se implanta el blackjack se puede jugar en casinos con garantías como este.

Estas son las reglas básicas del juego

Loading...

En el blackjack los jugadores juegan contra el croupier (que es la persona encargada de repartir el juego, organizar la mesa, cobra y pagar) siendo su objetivo sumar con las cartas el valor más cercano a 21 que él sin pasarse. Los valores de las cartas en este juego se reparten de esta manera: las cartas que abarcan del número 2 al 10 valen, sencillamente, lo que indican su numeración. Las figuras J, Q y K equivalen a diez. Y el as puede valer diferentes puntuaciones, uno u once; tomará el valor que mejor le venga al jugador para intentar sumar 21 puntos sin pasarse. Se llama blackjack a la mejor jugada del juego, que se consigue al reunir una K y un as con las dos cartas iniciales del juego.

La suma de 21 con más de dos cartas no es considerada un blackjack; es una mano buena, simplemente. La partida da comienzo con una apuesta inicial por parte de cada jugador. Tras esta apuesta, el croupier cierra la ronda y reparte las cartas. Repartirá dos cartas descubiertas a cada jugador y una a sí mismo. Tras este reparto el jugador más cercano al croupier comenzará a jugar su mano. Tiene cada uno un turno para pedir las cartas, siempre que no supere 21 en la mesa.

Consejos prácticos para ganar al blackjack

Como todos los juegos online, el blackjack también tiene su intríngulis. Anota estos consejos que te van a venir muy bien a la hora de afrontar el juego: No te obceques con llegar a 21. Tienes que saber cuándo plantarte. Pide carta cuando tenga una puntuación menor a 11 sin problemas y plántate si llegas 17. Antes de jugar, revisa algo de literatura sobre el blackjack. Cultívate, lee, aprende. En la red hay multitud de material digital para ello. Y por último, nunca jamás apuestes más del 10% de tu presupuesto total. Juega sobreseguro y sin margen para la bancarrota. Y el consejo más básico de todos: vigila las cartas que hay encima de la mesa y hazte un croquis mental, con un recuento matemático de lo que ha salido puedes ganar muchas rondas. Todo depende de tu habilidad mental.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta