Jóvenes expulsados de la catedral de Bruselas mientras un grupo de protestantes...

Jóvenes expulsados de la catedral de Bruselas mientras un grupo de protestantes la profanaban

0
Compartir
loading...

Jóvenes rezan catedral Bruselas

El pasado sábado 28 de octubre de 2017, la Santa Iglesia Catedral de San Miguel y Santa Gúdula de Bruselas (Bélgica), fue profanada por un grupo de personas, mayormente ancianas, que participaban en un ritual perpetrado en el principal templo católico de la capital belga, para “celebrar” el quinto centenario de la herejía protestante.

La profanación no sólo fue perpetrada por protestantes, uno de cuyos “pastores” -Steven H. Fuite- se encontraba “predicando” cuando los jóvenes comenzaron a rezar el Santo Rosario, sino que también participaban en ella algunos cismáticos hermanos separados -aunque menos separados que los herejes hermanos separados protestantes, así como Jozef De Kesel, cardenal creado por Francisco en el pasado en el año 2016 y que fuera protegido del infame Godfried Danneels, uno de los miembros, confesado por él mismo, de la mafia de Sankt Gallen, conciliábulo de varios cardenales centroeuropeos que conspiró para evitar la elección como Papa de S. S. Benedicto XVI, así como para elegir a su sucesor, con el fin de “modernizar” la Iglesia.

Loading...
Loading...

Cabe recordar que Jozef De Kesel, a quien por lo visto le importa un rábano que la communicatio in sacris esté condenada por la Iglesia, es autor del libro “Église et famille: ce qui pourrait changer” (Iglesia y la familia: esto podría cambiar), en el que afirma que las parejas homosexuales, los católicos viviendo en adulterio y las parejas amancebadas deben recibir “algún tipo de bendición en la Iglesia”, para lo que propone una “diversidad de rituales” que reconozcan la “exclusividad y estabilidad de la relación”. 

Jóvenes expulsados por rezar rosario

Pues ante la mirada impertérrita de semejante personaje -si no fue él quien llamó a la policía o mandó que la llamaran, al menos sí permitió su intervención-, los jóvenes fueron expulsados a la fuerza de la catedral y detenidos, para que no molestasen con su postura (de rodillas) y su oración a la Santísima Virgen María (el rezo del Santo Rosario) a los herejes protestantes hermanos separados allí congregados.

Es curioso que los audífonos, también conocidos como sonotones, de muchos de los allí reunidos -a tenor de la edad media de los asistentes, muchos de ellos los llevarían- fueran tan sensibles a las oraciones de varios jóvenes y, sin embargo, no se les acoplaran -o les pitasen- con la estridente reverberación que seguramente provocaría en las amplias naves de la catedral el sonido de la guitarra eléctrica que se empleó en el aquelarre la ceremonia, como se observa en la última imagen. Así están las cosas en la nueva “primavera” de la Iglesia. ¡Ven Señor Jesús!

Loading...
loading...

Dejar una respuesta