Trucos para evitar reparaciones en verano

Trucos para evitar reparaciones en verano

0
Compartir
loading...

Camión en carretera

Trucos para evitar reparaciones en verano

Prevenir es siempre la mejor opción para disfrutar de unas vacaciones de verano de forma tranquila en las carreteras.

El mantenimiento de tu vehículo es tu principal arma para no tener los problemas que pueden surgir en la temporada de verano debido al calor.

Estas son las tres recomendaciones que te ofrecemos para que tu camión renault este en perfectas condiciones para circular por las carreteras:

  • Comprueba las ruedas y sus componentes. Puesto que es un elemento fundamental en cualquier vehículo, es recomendable comprobar los neumáticos y sus componentes con regularidad. Es muy importante inspeccionar los rodamientos, bujes y llantas, ya que las altas temperaturas desgastan el caucho.
  • Examina el estado de los frenos. Las elevadas temperaturas pueden ocasionar daños importantes en el sistema de frenado, por lo que debes tener una serie de cuidados según el tipo de frenado: Si son frenos de neumático debes comprobar la presión del compresor de aire, el funcionamiento de los secadores y decantadores de humedad. En el caso de frenos de fricción tendrás que comprobar los frenos de disco y los frenos de tambor. En el caso de un fallo en el sistema de frenado deberás usar ralentizadores y freno motor. En grandes pendientes suelen haber zonas de frenado de emergencia para paralizar el camión, tendrás que acceder con el vehículo recto y sujetando con seguridad el volante.
  • Inspecciona el sistema de refrigeración y  la bomba de agua. Examinar el aire acondicionado es esencial para que la temperatura dentro del camión sea agradable, por lo que tendrás que revisar las baterías, así como las correas de los ventiladores y hacer una limpieza del radiador con excesivo cuidado de no dañar las aspas del ventilador. Ojo a los manguitos de refrigeración, en estas fechas es muy común el reventón, reemplazarlos es la mejor opción si crees que están degradados. Una de las principales averías es la bomba de agua, si percibes perdidas de liquido refrigerante o ruidos al encender el motor debes repararlo lo antes posible.

Por otra parte estos son algunos de los consejos para evitar averías en tu vehículo para viajar con la familia en estas vacaciones de verano aunque en caso avería podrás acudir al taller renault trucks donde podrás aprovechar su oferta especial de mantenimiento Endurance que consiste en un pack de cambio de alternador, cambio de embrague y cambio de turbo a un precio económico.

Consejos para evitar las averías en tu vehículo en la temporada de verano:

Comprobar los líquidos es una operación clave de mantenimiento para evitar averías. Revisa los líquidos del limpiaparabrisas, de los frenos, del refrigerante… Cambiar los filtros y líquidos una vez al año, fundamentalmente en vehículos de más de 10 años.

Revisa el nivel de aceite para que el motor no se vea afectado, siempre con el motor en frío y en llano. Lo ideal es hacerlo cada 1.000 km o una vez al mes, aunque si estás a punto de emprender un viaje largo deberías incluir la revisión del aceite en tu ritual de comprobaciones. ¿Cuándo cambiar el aceite? Lo ideal es cambiarlo entre los 7.500 y los 15.000 kilómetros, si compraste tu coche antes del 2000. Si lo compraste más tarde puedes esperar a los  15.000 y 30.000 kilómetros para hacer el cambio de aceite.

Loading...

Mientras conduces, no olvides estar pendiente de los testigos que indican la temperatura del coche para evitar un sobrecalentamiento.

Como siempre te aconsejamos, revisa la presión, el estado y el dibujo de los neumáticos, pues cogen mucha temperatura durante estos meses, y más todavía en viajes por la rodadura en carretera. Muy importante: los cuatro neumáticos no se desgastan por igual. Comprueba si debes efectuar la rotación de neumáticos o si el desgaste que ves en alguno de ellos es fruto de otras causas. Por ejemplo, un desgaste excesivo sólo en una rueda puede señalar el momento de alinear la dirección o revisar la suspensión.

Mantén el coche ventilado y aireado, así como aparcar en zonas de sombra son consejos prácticos para no sobrecalentar el coche y obligar al motor o al aire acondicionado a trabajar en exceso. ¡Tú también lo agradecerás cuando vuelvas al vehículo!

Mantener una temperatura regular en el interior del coche, entre 21-22 grados, hará que disfrutes más de la conducción. Al fin y al cabo, ¡las vacaciones y los viajes están para disfrutarlos! Para ayudar a tener una temperatura adecuada, es importante que antes de iniciar la marcha, mantengas un instante las ventanillas bajadas y después enciendas el climatizador.

¡Atento a los parabrisas y limpiaparabrisas! Si el parabrisas tiene grietas o alguna rotura, no dudes en repararlo, y no te olvides de las escobillas limpiaparabrisas. La visibilidad es fundamental para una conducción segura, por eso revisa también los sistemas de iluminación de tu vehículo. No salgas de viaje con alguna luz fundida ni con los faros rotos o amarillentos.

Los problemas con las baterías son una de las averías más frecuentes en verano, por lo que dedica unos minutos antes de salir de vacaciones a comprobar que los bornes no están blanquecinos. La vida útil de una batería se sitúa entre los 4 y los 5 años. Comprueba si toca cambiar batería.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta