Los obispos condenan la violencia contra los budistas en Asia

Los obispos condenan la violencia contra los budistas en Asia

0
Compartir
loading...

complejo-sacro-de-Bodh-Gaya

Los obispos de Asia condenan con firmeza la violencia en contra del templo budista de Bodh Gaya. Condenan también la mentalidad de la división, de la discriminación y del comunitarismo que alimenta la violencia. Piden, además, un compromiso serio para llegar a la armonía interreligiosa y a la justicia, sobre todo hacia los más pobres y las minorías. Es lo que dijo a la agencia Fides el padre Nithiya Sagayam, Secretario ejecutivo de la Oficina para el desarrollo humano de la Federación de las Conferencias Episcopales de Asia (FBAC), al expresar la postura del organismo frente al atentado que ayer, 7 de julio, se verificó en contra del complejo sacro de “Bodh Gaya”, en el estado hindú de Bihar.

Loading...

Se trata del santuario budista más importante del mundo, patrimonio mundial de la UNESCO, en donde se encuentra el árbol bajo el que Siddharta habría alcanzado la iluminación en el siglo VI a.C. Según las primeras investigaciones sobre el atentado, en el que resultaron heridos dos monjes, podría tratarse de un acto de matriz islámica que podría relacionarse con una respuesta a la violencia que están sufriendo en Myanmar los musulmanes por parte de extremistas budistas.

El padre Sagayam, también director de “Udhayam”, un Centro para la paz que fue creado por los monjes capuchinos en el estado hindú de Tamil Nadu, subraya la importancia de actuar a nivel local. «Cada obispo en su diócesis debe comprometerse por la paz, la reconciliación, la armonía, la justicia social. Es determinante que esta obra se desarrolle en los diferentes territorios, en las diferentes diócesis, en todas las naciones asiáticas. Para construir la paz, no se puede actuar desde lo alto, sino desde abajo, cada quien en su nación, y así en toda Asia. Asia es un continente que necesita la paz como presupuesto para un desarrollo humano auténtico, que respete la dignidad de cada persona».

VATICAN INSIDER

Loading...

loading...

Dejar una respuesta