Ábalos quiere convertirse en Ministro de Defensa

Ábalos quiere convertirse en Ministro de Defensa

0
Compartir
loading...

José Luis Ábalos en la sede del PSOE

Ábalos quiere convertirse en Ministro de Defensa

Una vez digeridos los indultos del ‘procés’, y con la vacunación contra el Covid-19 cerca de la velocidad de crucero, los cambios que Pedro Sánchez hacer en su Consejo de Ministros suenan cada vez con más fuerza.

Todo apunta a que se darán a conocer a lo largo del mes de julio, antes de que comiencen oficialmente las vacaciones de verano para los miembros del Ejecutivo.

ECD / Todavía no hay nada cerrado, el presidente sigue diseñando la futura estructura de su Gobierno, pero está estudiando mover al actual ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana a la cartera de Defensa.

Así lo indican a Confidencial Digital varias fuentes, que recuerdan que Ábalos es un hombre de la máxima confianza de Sánchez y que este ministerio tan relevante y delicado, Defensa, es una opción que tendría sentido.

El control del CNI

José Luis Ábalos ha dejado ver que le gustaría el cambio al ministerio de Defensa, según ha podido saber ECD por fuentes de su entorno. El actual ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE ha confesado que ve con buenos ojos esa posibilidad de cambiar de cartera para pasar a Defensa.

Además de la relevancia que supone tener bajo su mando a los 120.000 miembros de las Fuerzas Armadas, desde que Pedro Sánchez llegó a La Moncloa, en junio de 2018, el cargo de ministro de Defensa conlleva controlar también el Centro Nacional de Inteligencia.

A diferencia de lo que hizo Mariano Rajoy, que colocó el CNI bajo dependencia de la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, Sánchez devolvió el servicio de inteligencia en la estructura del Ministerio de Defensa.

Por ello, de pasar a Defensa, Ábalos sería el ministro responsable del CNI, y ante el que daría cuentas el secretario de Estado-director, actualmente Paz Esteban. El control del CNI es motivo de disputa entre ministros, por lo que supone de acceso a información secreta sobre distintos asuntos sensibles para la seguridad de España.

Al frente del ‘Delcygate’ y el líder Polisario

El actual ministro de Transportes ha estado en el foco de dos de las crisis más importantes de la presidencia de Pedro Sánchez. La primera a principios de enero de 2020, cuando la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, hizo escala en Madrid durante un viaje hacia Turquía.

La Unión Europea había impuesto sanciones a los dirigentes del Gobierno de Nicolás Maduro, por lo que tenían prohibido el acceso al espacio Schoengen, a pesar de lo cual se produjo la llegada de Delcy al aeropuerto de Madrid-Barajas.

Loading...

Ábalos, responsable de Transportes, fue la cara visible del escándalo. Las declaraciones confusas del ministro lograron apartar del foco el motivo de la reunión, que nunca se ha llegado a esclarecer. Además, el incidente terminó sin ser resuelto en los tribunales, porque el pasado mes de abril la Audiencia Nacional acordó el archivo definitivo de lo que se conoció como el ‘caso Delcygate’.

El líder del Polisario

Ábalos fue también uno de los protagonistas de otra de las polémicas recientes, por la hospitalización del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en un centro de Logroño.

“No tiene más sentido que permanezca en España. La atención humanitaria ha concluido”, defendió el ministro en el canal de televisión 24 horas ante la atenta mirada de los medios nacionales e internacionales la noche en la que Ghali abandonó el país.

Solo su ministerio y el de Exteriores saben qué sucedió para que, a primera hora de ese día 1 de junio, un avión del Gobierno argelino que venía a buscar al dirigente saharaui se diera la vuelta en mitad de la travesía y regresara a Argel.

Tampoco fueron claras las explicaciones diciendo que el vuelo precisaba “unas medidas previas” que no tenía y que por eso se le denegó el permiso. Menos de doce horas después, finalmente Ghali voló hacia el país norteafricano.

El relevo de Ábalos, guiño a Cataluña

El actual presidente y consejero delegado de AENA, Maurici Lucena, podría ser el relevo de Ábalos al frente de Transportes, según las mismas fuentes.

El economista catalán lleva desde 2018 en la cúspide de la entidad pública de aeropuertos y, precisamente, también ha logrado salir indemne de asuntos como el ‘Delcygate’.

Lucena fue miembro del grupo de expertos de Sánchez para las elecciones generales de 2015, como responsable de política industrial y competitividad, y formó parte del comité asesor de economía de José Montilla para las elecciones al Parlamento de Cataluña en 2010.

Las fuentes consultadas explican que Sánchez está contento con su gestión, y que el nombramiento supondría un reconocimiento a su trabajo.

Asimismo, implicaría un guiño al Partido Socialista de Cataluña por el que Lucena fue diputado del Parlament entre 2012 y 2015.

Información ofrecida por El Confidencial Digital.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta