TVE caracteriza a los provida como unos matones ultras en ‘Cuéntame cómo...

TVE caracteriza a los provida como unos matones ultras en ‘Cuéntame cómo pasó’

0
Compartir

cuentame-como-paso-provida

El año en que empezó la matanza abortista en España

Precisamente fue en ese año cuando entró en vigor la primera Ley del Aborto española, que lo despenalizó en varios supuestos. Desde entonces, al amparo de esa ley y de la norma que la sustituyó en el año 2010, en España se ha matado a más de 2 millones de hijos e hijas por nacer. Se trata de una vergüenza para cualquiera que tenga un mínimo de respeto por los miembros más débiles e indefensos de nuestra propia especie. Para disfrazar esta atrocidad han ido recurriendo a métodos cada vez más burdos, y ayer TVE eligió uno puramente difamatorio.

Providas presentados como matones que te obligan a firmar sus panfletos…

Outono / En el episodio -se puede ver aquí- vemos un tenderete de recogida de firmas contra el aborto. La señora que lo atiende es una vecina cotilla y repelente. Le acompaña un joven de barba, llamado Marcial (Francisco Ortiz), que lleva una cazadora de piloto. Este tipo intenta forzar a Antonio Alcántara (Imanol Arias) a firmar el manifiesto provida mediante modos chulescos y en plan matón. La serie toma partido con todo descaro en un debate en el que muchos españoles hemos defendido la causa de la vida sin amenazar a nadie y sin ir de matones. Pero la cosa no acaba ahí.

panfleto-provida-cuentame-como-paso

… y que difunden propaganda racista con una cruz gamada

Más adelante, vemos al matón “provida” repartiendo unas octavillas rojas con una esvástica y este lema: “¡¡No al aborto!! Crimen contra la raza”. Ya es el colmo. TVE caracteriza directamente a los providas como unos racistas y, para más señas, de ideología neonazi. La manipulación es tan burda que parece dirigida a unos tontolabas. Me pregunto qué habrían dicho en Polonia si ven una escena como ésta, porque allí fueron precisamente los nazis los que introdujeron el aborto. Lo curioso del caso es que a alguno le colarán el cuento, mediante la vieja técnica del miente, que algo queda. La realidad es que muchos demócratas nos hemos manifestado de forma pacífica y civilizada durante décadas en defensa del derecho a vivir. Ahora TVE nos presenta como unos nazis, sin más. Un insulto en toda regla. Sería absurdo, además, que un provida suscribiese una ideología que sirvió de base para perpetrar un genocidio. Pero esto a TVE le da igual. El que es capaz de justificar la muerte de un inocente, es capaz de justificar cualquier cosa, por absurda y aberrante que sea. Sea como esa, es una vergüenza que una televisión pública pagada con nuestro dinero tome partido con tanto descaro y convierta el repaso de nuestro pasado en un acto de burda propaganda. Y luego aún se extrañarán de que algunos estemos esperando el día en que eche el cierre esa maquinaria de manipulación que nos obliga a sostenerla aunque no la veamos.

‘Cuéntame como pasó’ y su historial de manipulaciones

Dicho sea de paso, no es la primera vez que “Cuéntame cómo pasó” es objeto de polémica. En octubre de 2007 la serie aprovechó sus títulos de crédito para homenajear a cinco terroristas de la banda terrorista ETA y FRAP que fueron fusilados en el año 1975. Los que no tuvieron homenaje fueron el policía José Díaz Linares y el guardia civil Antonio Pose Rodríguez, que habían sido asesinados por esos cinco terroristas. En noviembre de 2010 la serie causó indignación en Pamplona al mostrar a la capital Navarra como una ciudad plagada de proetarras, en la que la gente daba vítores a los asesinos de ETA por las calles y celebraba los asesinatos de esa banda terrorista, figurando los agentes de la Policía como los malos. Así mismo, en marzo de 2011 la serie atribuyó a “los fascistas” un atentado cometido por los comunistas de los Grapo contra la cafetería California 47, en la que solían reunirse miembros de Fuerza Nueva. En el atentado fueron asesinadas 9 personas y otras 61 resultaron heridas, pero la serie optó por hacer suyo el discurso de los terroristas de los Grapo, que siempre lo negaron todo a pesar de que su dirigente y fundador, José Manuel Sánchez Casas, fue condenado por aquel crimen. Me pregunto si esto es lo que entienden en TVE por un “servicio público”.

Dejar una respuesta

Ocho − siete =