Una madre se enfrenta a mil euros de multa por decir que...

Una madre se enfrenta a mil euros de multa por decir que la profesora se come el bocadillo de su hijo en un grupo de Whatsapp

0
Compartir

grupo-whatsapp-padres-alumnos

La madre de un alumno de 5º de infantil del colegio plurilingüe Carrasqueira, en el barrio costero de la ciudad de Vigo, Coruxo, se enfrenta a una multa de 1.095 euros por enviar un mensaje en un grupo de Whatsapp de la clase en el que acusaba a la maestra de su hijo de haberle zarandeando y haberse comido su bocadillo.

Según informa el periódico El Faro de Vigo y según publica el diario El Mundo en su sección digital, la mujer, ex alumna del mismo colegio, escribió en dicho grupo en enero del año 2016 el siguiente mensaje: “…Os voy a decir lo que está sufriendo mi hijo. La profesora G. H. se dedica a zarandearlo de malas formas, a tirarle del brazo, se burla de él, le come el bocadillo… Con esto quiero decir que controléis a vuestros hijos y les preguntéis por esta individua…”

El mensaje corrió como la pólvora y pronto llegó a instancias del colegio que lo puso en conocimiento de la profesora. La madre intentó disculparse en el mismo grupo, pero la maestra no aceptó las disculpas y decidió demandarla por injurias y calumnias.

Durante el juicio la acusada relató que creyó a su hijo “porque era lo que él me comentaba y no me pareció grave decirlo”. Además, justifico su mensaje alegando que lo hizo “sin ánimo de ofender”, simplemente para preguntar a los otros padres si a otros niños la profesora “les zarandeaba o les comía el bocadillo”.

Por su parte, la profesora, que lleva ejerciendo 9 años en dicho colegio explicó que el mensaje de la madre “rompió en cinco minutos la magia creada en clase con los niños, les cortaron las alas”. Según su versión, la confusión con el tema del bocadillo pudo venir de un juego que ella utiliza en clase, el monstruo de las galletas, para las meriendas como herramienta para estimular los sentidos. Sin embargo, desde que el mensaje se difundió los niños le empezaron a perseguir por el colegio llamándola “el monstruo del chorizo” y ofreciéndole trozos de sus bocatas.

Por todo ello, el fiscal del caso entiende que las palabras de la madre han generado un clima de rechazo hacia la docente y solicita 1.095 euros por un delito de calumnias.

loading...

Dejar una respuesta