¿Qué comen los empleados de las empresas de comida en España?

¿Qué comen los empleados de las empresas de comida en España?

0
Compartir

Comida rápida

Un logo luminoso, unas fotografías de unos platos tentadores, el olor a hamburguesas, patatas fritas, sandwiches… No es de extrañar que, nada más cruzar el umbral de la puerta de alguna de las grandes cadenas que operan en España, lo que un cliente se encuentre tenga el poder de abrirle aún más el apetito.

Libre Mercado / Pero si usted se pasara buena parte de su jornada laboral preparando estos productos, ¿cree que estaría deseando hincarles el diente de la misma forma? O, por el contrario, ¿acabaría con una especie de empacho mental? Este es el caso de cientos de miles empleados de nuestro país que trabajan en el sector de la restauración: comen en la empresa y tienen la opción de comer los alimentos que allí se venden al público.

Lejos de lo que muchos pudieran llegar a pensar, la barra libre no existe para estos trabajadores. De hecho, es curioso cómo muchas compañías establecen en sus convenios colectivos las raciones específicas del menú que le corresponde a su plantilla.

¿Un Whopper y un Sandy al día?

Por ejemplo, este mes de julio, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el nuevo convenio de Burger King España. En sus 17 páginas, llamaba la atención el apartado de la manutención. “Se mantiene el sistema de manutención en los términos que viene disfrutándose actualmente, incluyendo en el menú de empleado la posibilidad de que la hamburguesa sea un Whopper e, incluyendo como complemento además de los ya estipulados, el Sandy”, reza el texto.

El director de RRHH de la compañía en nuestro país, César López, ha explicado a Libre Mercado que la hamburguesa estrella de la compañía y el famoso helado de los diferentes tipos de siropes no son los únicos productos a los que pueden optar sus empleados. “La comida de personal se conforma por un primero, a elegir entre más de nuestros 10 productos principales y uno de nuestros complementos, a elegir entre patatas, aros de cebolla, nuggets, ensaladas o postres, como el Sandy”, ha comentado. En el apartado de las bebidas, el directivo ha añadido que “todas las comidas están complementadas por un refresco, agua o café y pueden sustituirse por una ensalada con una bebida, si el empleado lo considera de su gusto”. Todos los trabajadores que lleven a cabo jornadas de 5 horas diarias o más pueden beneficiarse de la comida de personal “tanto en los descansos marcados, como antes o después de finalizar el turno de trabajo”, ha declarado López.

Si los empleados de Burger King pueden optar al Whoper, los de McDonald’s pueden hacer lo propio con el Big Mac. El convenio de su principal competidor en la Comunidad de Madrid explica con todo lujo de detalles cuál es la política de comidas de sus empleados. McDonald’s le asigna a cada trabajador la cantidad de productos a consumir al día. Hay un mínimo de 3 productos diarios para las jornadas de trabajo que no superan las 4 horas “a consumir una vez finalizada la jornada” y un máximo de 5 productos diarios para las de 8 horas “a consumir en el tiempo de descanso”.

“Para determinar la cantidad de productos a consumir por empleado y día se tendrá en cuenta la cantidad de horas trabajadas y los descansos que éstas generan, según el mismo convenio, así como las características de los productos, tanto por producción, disponibilidad o pertenencia a las distintas plataformas”, especifica el documento del BOCM.

Las unidades individuales de carta, como el Big Mac, se consideran 1 producto. Para las bebidas y las patatas, siempre se tendrá en cuenta el tamaño pequeño. En el caso de cada unidad de la Gama Magnífica (McWrap, CBO, NYC…), las ensaladas premiun (César, Mediterránea…) o algunos helados, como el McFlurry, la plantilla deberá gastar 2 productos. La cerveza y los productos “en test” no están disponibles.

Otra cadena de hamburguesas que aplica este tipo de políticas es Five Guys. Fuentes de la compañía, que aterrizó por primera vez en nuestro país en noviembre del pasado año, han declarado a Libre Mercado que “aplicamos el convenio de Hostelería de la Comunidad de Madrid, que establece 45,49 euros mensuales en concepto de manutención, y nosotros le incluimos esta cantidad en la nómina. Pero además, todos los empleados, con independencia de la jornada que realicen tienen derecho a una comida al día. A los empleados que hacen menos de 6 horas se les ofrece una bebida y un producto (hamburguesa, perrito, patatas o batido), y a los que trabajan más de 6 horas una bebida y dos productos a elegir entre (hamburguesa, perrito, patatas o batido)”.

Sándwiches, bocadillos y cafés gratis

Los asalariados de Rodilla también pueden degustar gratis sus famosos sándwiches. Según fuentes de la compañía, para las jornadas de 8 horas, los empleados tienen derecho “a dos consumiciones diferentes, cada una compuesta por una bebida y un principal a su elección”. Entre los productos que pueden elegir como principal se encuentran “sándwiches fríos, croissants, el sándwich caliente mixto, chapatas, tostadas dulces y saladas o bollería”.

Y de los sándwiches pasamos a los bocadillos con Subway, donde cada establecimiento le otorga sus propios beneficios de manutención a los empleados. Según explica la representante de ventas de franquicias de Subway para Europa Mediterránea, Alessandra D’Agostino “el 100% de los restaurantes funcionan en régimen de franquicia y son los franquiciados quienes deciden el sistema de beneficios en las dietas sin que el franquiciador intervenga”. D’Agostino ha destacado un caso de un franquiciado “que tiene su restaurante en un centro comercial y que ofrece bonos a sus trabajadores que pueden intercambiar con los trabajadores de otros locales del mismo centro, con quienes han llegado previamente a un acuerdo. Es una magnifica idea que permite a todos los trabajadores del centro tener un menú mucho más variado, al tiempo que supone una oportunidad de dar a conocer nuestro producto”.

Los empleados de la cadena Vips gozan de las conocidas como comidas de familia. Consiste en que antes de comenzar su turno o una vez terminado, se reúnen a degustar un variado menú. Fuentes de la plantilla cuentan que los platos van desde hamburguesas, sándwiches, ensaladas, arroces, pasta, fruta, helados o café. Tienen un primero, un principal, un postre y la bebida, que sólo incluye agua. Aunque los platos que consumen están en carta, en algunas ocasiones, el cocinero se permite el lujo de “innovar” con los ingredientes que tiene disponibles.

Aunque la naturaleza de Ikea no es la restauración, la popularidad de su cafetería es suficientemente importante como para ser mencionada. La compañía sueca ofrece en España un menú diario “que ha sido desarrollado en coordinación con el servicio médico de la compañía para asegurar una dieta sana y equilibrada”, aseguran fuentes de la empresa.

En este sentido, todos los empleados tienen acceso en la cantina (o zona de comedor y descanso del personal) a un menú compuesto por entrante, plato principal, postre, pan y bebida. El precio que asumen los empleados es de 2 euros, pues la compañía asegura que subvenciona dos terceras partes de su coste. “En la comida, los entrantes están compuestos por bufé de ensaladas, platos de pasta, platos vegetarianos arroces y platos de cuchara. Los platos principales van variando dentro de las opciones de plato de carne y/o pescado, tanto a la plancha como al horno. En cuanto a los postres disponen de fruta variada, dulces, yogures ecológicos y postres lácteos”, informan.

Una particularidad de Ikea es que los empleados tienen acceso gratuito a café, infusiones, refrescos, agua y aguas de sabores. En el caso de que un trabajador lo desee, puede elegir entre la oferta de la que disponen los clientes. El acceso a este menú es generalizado e independientemente del tipo de jornada laboral que tengan los trabajadores.

loading...

Dejar una respuesta