Galicia dice adiós a las víctimas del accidente de tren en Santiago

Galicia dice adiós a las víctimas del accidente de tren en Santiago

0
Compartir
loading...

Funeral-Galicia-accidente-tren

La Voz de Galicia / Con 69 aún dentro de los hospitales y 79 ya fuera de este mundo, en su quinta jornada de luto oficial Galicia se detiene esta tarde para llorar, para despedir a las víctimas mortales de la tragedia ferroviaria de Angrois. Desde las siete, la catedral de Compostela acoge un funeral que ha abarrotado la basílica y congregado en sus alrededores, donde incluso se ha instalado una pantalla gigante, a cientos de personas que guardan cola para entrar.

Sobre los bancos de la seo, aún conmovidas por el drama, conviven hoy sentadas la Galicia civil y la España institucional. Entre otros, asisten los príncipes de Asturias, la infanta Elena y los presidentes del Gobierno central y del autónomo, Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijoo, respectivamente. Junto a ellos, los ministros de Fomento, Ana Pastor; Justicia, Alberto Ruiz Gallardón; e Interior, Jorge Fernández Díaz, al igual que el líder de la oposición y secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Loading...

En la Catedral de Santiago se encuentran también familiares de fallecidos, una representación de los profesionales movilizados con motivo del siniestro y decenas de vecinos de Angrois, a los que el Concello de Santiago ha concedido esta mañana la Medalla de Oro de la ciudad por su desinteresada entrega. Están presentes, asimismo, los jefes de Ejecutivo y Legislativo (o sus segundos) de otras diez comunidades: Madrid, País Vasco, Andalucía, Cantabria, La Rioja, Castilla-La Mancha, Aragón, Cataluña Canarias y Extremadura. No ha acudido, en cambio, el jefe de la Iglesia en España, el vilalbés Antonio María Rouco Varela, quien ha delegado en el secretario general de la Conferencia Episcopal.

Sin fecha, ubicación ni formato definidos, la Xunta ha anunciado ya la convocatoria próximamente de un homenaje a los caídos «puramente civil». Ha prometido, además, que lo pactará con todos los partidos con representación parlamentaria, lo cual no ha obstado para que alguno de estos haya criticado ya que la ceremonia religiosa anteceda a esa que no lo será.

Una hora antes de que comienzase el funeral, cientos de personas esperaban en el exterior de la Catedral. La cola daba la vuelta por toda la plaza de la Quintana y llega hasta la puerta de Platerías, mientras en el Obradoiro la gente se agolpaba alrededor del perímetro que se ha levantado frente a las escaleras de acceso para facilitar la llegada de las autoridades. Diez minutos antes del comienzo de la ceremonia, las puertas de la Catedral de Santiago se cerraban, dejando en el exterior a cientos de personas que se disponían a seguir el funeral por una pantalla gigante en la Praza da Quintana.

Pocas veces A Quintana ha guardado un silencio tan respetuoso. Las decenas de personas que no pudieron acceder al interior se congregraron en esta plaza para seguir el funeral. Ni una palabra de reproche a pesar de la larga espera y de sus lejanos lugares de procedencia. Gente llegada de distintos puntos de Galicia, peregrinos extranjeros que no dudaron en alargar su estancia en Compostela para poder acudir a la misa o caminantes que vivieron la tragedia en su travesía hacia la capital gallega y apuraron los últimos kilómetros para llegar a tiempo son solo alguno de los asistentes al masivo funeral, que se vive con intensidad tanto dentro como fuera del templo.

Loading...

loading...

Dejar una respuesta