Salvador Dalí estafó 10.000 dólares a Yoko Ono tras venderle un mechón...

Salvador Dalí estafó 10.000 dólares a Yoko Ono tras venderle un mechón falso de su bigote

0
Compartir
loading...

Salvador Dali y Yoko Ono

Salvador Dalí estafó 10.000 dólares a Yoko Ono tras venderle un mechón falso de su bigote

Se pueden decir muchas cosas de Salvador Dalí, pero si algo hay claro para todos es que era un genio con un gran sentido del espectáculo; un personaje excéntrico de carácter arrollador, que a pocos dejó indiferente. Algunos aseguraban que sus extravagancias eran cosa de la locura, otros que el propio maestro del Surrealismo se inventó esa imagen de artista extraño; sea como fuere, él mismo lo tenía claro. Tal y como escribió en su diario a los 15 años: “Será un genio, y el mundo me admirará. Quizá seré despreciado e incomprendido, pero seré un genio”. Ni que decir tiene, que lo logró.

El legado artístico de Dalí consiste en más de mil quinientas obras de arte, pero también nos dejó un sinfín de anécdotas y curiosidades que contribuyeron a su imagen de artista excéntrico. La última la ha contado Amanda Lear, una cantante francesa y modelo que fue musa del artista hasta su muerte en 1989. Lear, habitual de la sociedad londinense, conoció a Dalí a través de Brian Jones, guitarrista de los Rolling Stones, en 1965, y se hicieron inseparables después de que él le dijese que “tenía un cráneo muy bello”. Ella tenía 18 años, él 61.

“No sabía nada de la vida cuando le conocí”, admitió la mujer antes de la muerte de Dalí, “Me enseñó a ver las cosas a través de sus ojos”.

Loading...

Fuese por lo que fuese, Lear decidió quedarse con Dalí, dejando de lado a otros ‘amigos’ como David Bowie, Bryan Ferry o el propio Jones, y junto a él permaneció hasta su muerte. Durante todo ese tiempo, Lear recuerda miles de historias que merecerían su propio capítulo en unas memorias. Una de esas anécdotas tiene que ver con otro de los grandes de la música de la década de los 60 y 70, John Lennon. Resulta que, según cuenta Lear, la mujer de John Lennon, la artista japonesa Yoko Ono, le pidió a Dalí un poco de pelo, presumiblemente para alguna de sus obras. Sin embargo, por miedo a que Ono lo utilizara para algún tipo de magia negra o truco oculto, el pintor decidió mandarle un poco de hierba seca, que hizo pasar por pelos de su famoso bigote.

“Durante su vida, Dalí nunca se pudo resistir a un cheque. Una vez le vendió un pelo de su bigote a Yoko Ono. Bueno, casi, porque Dalí pensaba que Yoko Ono era una bruja, y podría usarlo para algún tipo de conjuro. No quería mandarle un objeto personal, mucho menos uno de sus pelos. Así que me mandó al jardín en busca de algunas hebras de hierba seca, y se lo mandó en una bonita caja de regalo. Esa idiota pagó 10.000 dólares por eso. Le divertía timar a la gente”, recuerda Lear en una entrevista con VSD Magazine, según recoge el diario The Telegraph . Se sabe que Dalí era muy supersticioso, e incluso iba a todas partes con un poco de madera para luchar contra los malos espíritus.

Que Yoko Ono fuese una bruja o no dependerá de a quién le preguntes, pero sí es verdad que la artista japonesa nunca se ha pronunciado acerca de este supuesto timo.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta