VOX busca un pacto por escrito, el PP negociará y Cs se...

VOX busca un pacto por escrito, el PP negociará y Cs se cierra en banda

0
Compartir
loading...

Santiago Abascal y Albert Rivera

VOX busca un pacto por escrito, el PP negociará y Cs se cierra en banda

Semana decisiva para Andalucía

La presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, realizará el 9 y 10 de enero de 2019 la ronda de contactos con los grupos previa a proponer un candidato a la investidura.

Y antes, el martes 8, volverán a verse las caras Teodoro García Egea y su homólogo de VOX, Javier Ortega, en Sevilla. Ciudadanos, de momento, se resiste a acudir a esa reunión, pese a que Santiago Abascal exige que la formación naranja también participe en las negociaciones para lograr el cambio político en la comunidad con Juan Manuel Moreno al frente de la Junta.

LD / Todo gira en torno al partido de Santiago Abascal, después de reclamar a PP y Ciudadanos que eliminen el acuerdo sobre violencia de género si quieren sus votos para investir a Moreno. “Sin renunciar a un solo euro para las mujeres ni a una sola coma” del pacto sobre esa materia, Pablo Casado personalmente inició la aproximación a VOX, en aras de que no estalle todo por los aires. “El 25% de la violencia doméstica no son mujeres”, dijo, después de que oficialmente el PP se abriera a ampliar las ayudas a todas las víctimas sea cual sea su sexo.

“Esto no va de hombres contra mujeres sino de agresores contra víctimas”, afirmó García Egea, clave en las negociaciones con VOX. El viernes, mantuvo una “afable” conversación con Ortega de 20 minutos, y se emplazaron a una reunión de trabajo el martes. Hablaron de “los puntos que deberá acometer el próximo gobierno de la Junta”, como “la realización de una auditoría, la optimación de recursos o el desmontaje de la llamada administración paralela”, según fuentes oficiales. El PP andaluz, en un claro segundo plano, se limitó a hablar de un “acuerdo de tres grupos”.

Las exigencias de VOX, siempre en el eje del debate político, y su auge en las encuestas reabrió el debate interno en el PP sobre cómo actuar frente a un partido al que necesita pero también al que quieren parar. A micrófono encendido, y para enfado de Génova, Borja Sémper llegó a insinuar que mejor es romper con Abascal que ceder sobre violencia de género. “El acuerdo con Ciudadanos en Andalucía es sensato y conlleva un cambio profundo. Y si VOX no quiere facilitar el cambio, que lo explique. Punto”, se revolvió un líder territorial, tal y como avanzó este diario.

Loading...

Pero Pablo Casado lo tiene claro

Quiere que “salga bien lo de Andalucía”, ya que lo considera fundamental de cara a las elecciones que están por llegar este 2019. “Andalucía es el preámbulo de nuevas mayorías constitucionalistas”, proclamó el líder de la oposición durante las fiestas navideñas. “Seremos el pegamento” entre Ciudadanos y VOX, según fuentes de su entorno.

Si bien, la incomodidad de Ciudadanos con el partido de Abascal es manifiesta. Indisimulada. Las cámaras de La Sexta captaron un encuentro informal entre Juan Marín y Francisco Serrano en los pasillos de la Cámara autonómica horas antes de la configuración de la Mesa, pero no ha habido fotografía formal de ambas formaciones. Y no quieren ir a la cita del martes. “No tiene cabida ni interés para Ciudadanos”, afirmó este sábado Carlos Carrizosa.

La postura oficial de Ciudadanos es que “no” están dispuestos a revisar su pacto con el PP y que nada tienen que hablar con los de Abascal. “Los avances en la lucha contra la violencia de género no los podemos vender con quienes defienden posturas de extremo”, en palabras de Carrizosa. Manuel Valls fue un paso más allá, liderando al sector que exige aislar por completo a VOX. En El País, propuso un pacto PP-PSOE-Ciudadanos para una especie de cordón santiario contra VOX: “Con el nacionalpopulismo no se puede pactar”, defendió.

Mientras, el PP sigue negociando con Ciudadanos la confección del Gobierno autonómico. Hasta no tener claro que salgan los números, han optado por la cautela. Lo más que han avanzado es que reducirán el número de consejerías y delegaciones provinciales de la Junta. Pero, más allá del aluvión de rumores en los círculos políticos, todavía se desconoce el reparto de carteras. Si nada cambia, Marín será el vicepresidente de Moreno y la división de consejerías será prácticamente a partes iguales entre ambas formaciones.

Cabe recordar que VOX avanzó que no quiere formar parte del gabinete. García Egea preguntó a Ortega expresamente por dicho extremo. Pero el partido de Abascal no sólo quiere negociar en materia de “violencia doméstica”.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta