Inicio Economía El euro al borde del colapso

El euro al borde del colapso

0

Colabora con el periódico digital El Municipio con un donativo para seguir informando con un periodismo combativo en libertad
Pincha en el boton Donar. Muchas gracias por tu ayuda y colaboración.
El euro en colapso y la crisis económica
Colabora con el periódico digital El Municipio con un donativo para seguir informando con un periodismo combativo en libertad
Pincha en el boton Donar. Muchas gracias por tu ayuda y colaboración.
El euro al borde del colapso

“Nuestro escenario es que la inflación podría comenzar a moderarse en el segundo semestre de 2024”, ha comunicado el director comercial de una importante firma aseguradora española, sobre las previsiones que maneja su equipo de analistas.

Libre Mercado / Tacho Arrimadas, director comercial y de marketing de Santa Lucía AM, en declaraciones a Tu Dinero Nunca Duerme, consideró que no será hasta los años 2024 o 2025 cuando las tasas de inflación se moderen en el entorno del objetivo de los bancos centrales, es decir, el 2%. –Ya llegó la crisis económica mundial-.

El euro al borde del colapso

Hasta entonces, y dependiendo del ritmo de reducción de la inflación, los bancos centrales tratarán de contemporizar las subidas de tipos con los efectos recesivos que conllevan. Así, estos mismos expertos dan por descontada una recesión técnica a finales de este año o comienzos del próximo.

Sin embargo, algunos analistas comienzan a descontar algo que ya está sucediendo, y es un efecto pernicioso sobre las monedas hegemónicas en Occidente: el euro y el dólar. Hasta ahora el euro ha sufrido una fuerte depreciación hasta perder los 1,07 dólares.

¿Esta tendencia puede continuar?

Si observamos el comportamiento del euro/dólar durante los últimos años, contemplamos una caída del euro que tuvo como su peor momento el verano de 2022. Momento en el que las subidas de tipos de interés y, fundamentalmente, la retirada de los programas de recompra de deuda pública hacían especial daño a países muy endeudados, como los casos de España e Italia.

Sin embargo, para atajar el problema, las autoridades europeas dieron luz verde a un mecanismo para que, básicamente, regresaran la compra de deuda de los países periféricos como España e Italia y que, de esta manera, no se produjera un “desacople” entre el valor del euro en los países periféricos y el resto. Es decir, el BCE, mientras sorbía para tratar de atajar la inflación, soplaba en España e Italia para tratar de evitar la recesión y el colapso.

Estos países lejos de abrazar la ortodoxia han continuado haciendo uso de los mecanismos expansivos, como el déficit o la deuda, magnitudes que son inflacionarias, no deflacionarias y que han tomado incluso obteniendo cifras récord de recaudación que podrían haber justificado cierta frugalidad en el gasto. No sólo eso, sino que siguen recibiendo importantes sumas de los fondos europeos. España ya supera los 1,53 billones de euros de deuda.

Sin embargo, aquella señal que mandó al mercado el BCE tuvo el efecto deseado y así, la moneda europea recuperó el terreno perdido. Pero esto no ha terminado con las dudas, sino que alimenta nuevas.

Colabora con el periódico digital El Municipio con un donativo para seguir informando con un periodismo combativo en libertad
Pincha en el boton Donar. Muchas gracias por tu ayuda y colaboración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí