¡Ni un solo niño abortado voluntariamente!

¡Ni un solo niño abortado voluntariamente!

0
Compartir

Gallardon_Rajoy

Editorial Por favor, por Dios Santo, que no salga ningún católico más, ni a título individual ni representante de ninguna institución próvida o miembro de la jerarquía eclesiástica a justificar de algún modo la legalización del aborto bajo supuesto alguno. Que no, que no es conforme con el mandamiento de NO MATARÁS condicionar la vida del nasciturus a ningún supuesto de trastorno psíquico de la madre o al delito de un violador bestializado. Una sociedad sana no debe dar por bueno el asesinato de niños inocentes que pagan con su vida el error, el capricho, el delito o las irresponsabilidades de los adultos.

Aborto voluntario, cero. Ayudas a la vida y a las madres, todas. El PP, al igual que el PSOE y la gran mayoría de los partidos del arco parlamentario no defienden principios inmutables, sino que se pliegan a los deseos de los votantes que los relativizan, entre ellos están los católicos tibios y  los que anteponen sus intereses materiales a sus creencias espirituales o a sus principios éticos-morales presentes en sus conciencias humanas.

Gallardon_Aznar_Gonzalez

El ser humano una vez concebido tiene el derecho de ser protegida su vida; el derecho de ser respetada su dignidad; el derecho de ser garantizada su integridad física y psíquica; el derecho de nacer libre en una sociedad que le acoja, le proteja y se autoimponga el deber de defender sus derechos. Ni la madre, ni el padre, ni la sociedad pueden ser verdugos impunes de un ser humano en su periodo de vida en el seno del útero materno.

No nos gustaba la ley del aborto de Felipe González, que Aznar asumió sin inmutarse. No nos gusta la ley del aborto de Zapatero que Rajoy mantiene sin sonrojarse. Tampoco nos gusta el anuncio de Rajoy-Gallardón-Soraya, a la vuelta de la ley del aborto de Felipe González-Aznar, aunque nos vendan  la derogación de la ley del aborto de Zapatero como un triunfo para contentar, sobre todo, al voto cautivo de los católicos peperos, que ya a estas alturas deberían esconderse menos y manifestarse coherentemente más.  

 elmunicipio.es 

Dejar una respuesta

4 × cuatro =