MANUEL ANDRINO, BLANQUERNA Y LA PRISIÓN

MANUEL ANDRINO, BLANQUERNA Y LA PRISIÓN

0
Compartir
La Falange
Manuel Andrino

Por Eduardo López Pascual para elmunicipio.es

Nos llega la noticia, que ya corría entre nosotros, de que Manuel Andrino, responsable máximo del grupo nacional sindicalista La Falange, tal como ellos se denominan, va a entrar en la cárcel a tenor de la sentencia que se pide a él y a otros miembros de su partido por los hechos sucedidos en la librería Blanquerna, de Madrid, con ocasión de un acto propagandístico de los separatistas catalanes tiempo atrás.

Para mí al menos, aunque no participo de las maneras de esa formación azul, la pena que se solicita a quienes protagonizaron ese escrache (con algún empujón menor, y para escrache, otros), supone tal esperpento en la aplicación de la justicia que, francamente, por mucho que me separe de lo accidental del asunto, no puedo sino solidarizarme con quienes valientemente y sin un grado visible de violencia, mostraron sin prejuicios su compromiso por la unidad de España. Cuando somos testigos un día sí y otro también de las señales de odio a la patria común, cuando vemos como se violenta a personas (de ambos sexos) con fuerza, gritos e insultos por defender la bandera roji-gualda, expresión de siglos de historia, y no son objeto de sanción (pongamos por ejemplo la agresión a las chicas que propagaban al equipo español de futbol, allí en Barcelona), por parte de los representantes de la Justicia, entendemos que hay un decidido propósito de acosar, perseguir y eliminar a quienes con camisa azul o sin ella, pero de ideología falangista, expresan su indignación y su dolor por los ataques a la unidad de la patria.

No hay razones jurídicas, dichos por eminentes especialista en Derecho, susceptibles de endosarlas al grupo de afiliados de La Falange que interrumpieron (sin graves incidentes), el aquelarre secesionista de Blanquerna. Un ligero apartarse, una bandera nacional, unas cinco flechas en una camisa, no puede por más que se intente, justificar una pena por Odio, que implica nada menos que cuatro años de cárcel. Desde luego, y repito, no me gustan ciertos modos en ciertos camaradas, la posible condena a Manuel Andrino y sus acompañante en el día de Blanquerna, es un atentado a la igualdad, a la equidad y a la justicia. Yo me siento también, condenado por defender a esta España que, por supuesto, no nos gusta.

loading...

Dejar una respuesta