Cardenal Müller: hay un clima de “temor” en la Curia

Cardenal Müller: hay un clima de “temor” en la Curia

0
Compartir
loading...

Cardenal Müller

Hay un clima de temor en la Curia, ya que la gente se preocupa de que los «espías» los denuncien al Papa, dijo el ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Infocatólica / En una extensa entrevista con el National Catholic Register, el cardenal Gerhard Müller dijo que el Papa Francis está rodeado de «falsos amigos» que actúan como niños en un internado denunciando en privado a personas con quienes no están de acuerdo.

«Las personas que trabajan en la Curia están viviendo en gran temor: si dicen una palabra crítica pequeña o inofensiva, algunos espías pasarán los comentarios directamente al Santo Padre, y los acusados falsamente no tendrán ninguna posibilidad de defenderse», dijo el cardenal.

«Estas personas, que están hablando mal y mentiras contra otras personas, son inquietantes y perturban la buena fe, el buen nombre de otros a quienes llaman a sus hermanos».

No solo en la Curia

El cardenal Müller dijo que esto sucedía no solo en la Curia, sino también en los Colegios y Universidades católicas, donde la gente que cuestionaba a Amoris Laetitia, particularmente la tan discutida Nota 351, ha visto puesta en peligro su carrera.

«Ocurre lo mismo en algunas facultades teológicas. Si alguien tiene alguna observación o pregunta sobre Amoris Laetitia, será expulsado, y así sucesivamente. Eso no es madurez. Una determinada interpretación de la nota 351 del documento no puede ser un criterio para convertirse en obispo».

El debate sobre Amoris Laetitia

En cuanto al actual debate sobre Amoris Laetitia, el cardenal pidió diálogo y criticó a quienes intentan silenciar a sus oponentes, acusándolos de «comportamiento no cristiano».

«Es un peligro muy grande para la Iglesia que algunos grupos ideológicos se presenten como los únicos guardianes de la única verdadera interpretación de Amoris Laetitia. Ellos sienten que tienen el derecho de condenar a todas las personas que mantienen otros puntos de vista como estúpidos, rígidos, pasados de moda, medievales, etc.»

«Nadie puede venir a decir, por ejemplo, que el cardenal Caffarra no ha entendido nada de teología moral. A veces un comportamiento no cristiano se imprime en L’Osservatore Romano, el periódico semi-oficial del Vaticano, o se da en órganos oficiales de los medios de comunicación, buscándo polémicas y retórica. Esto no puede ayudarnos en esta situación, sino solo una profunda discusión teológica puede hacerlo».

Loading...
Loading...

El Papa Francisco debió conceder una audiencia a los Cardenales de la dubia

Agregó que el Papa Francisco «debería haber concedido una audiencia a los cardenales que presentaron la dubia».

«Lo mejor hubiera sido que el Santo Padre hubiese tenido una audiencia antes de su publicación. Ahora tenemos el espectáculo de una prueba de fuerza. Es mejor hablar antes y profundizar las preguntas y dar buenas respuestas», dijo el cardenal.

Posible solución: una disputa teológica

«Una posible solución podría ser que un grupo de cardenales comprometidos por el Santo Padre tengan una disputa teológica con algunos prominentes representantes de la dubia y las «correcciones» sobre las diversas y a veces polémicas interpretaciones de algunas declaraciones del capítulo 8 de Amoris Laetitia».

A falta de una respuesta formal de la dubia 

Han circulado rumores de que el Arzobispo Víctor Manuel Fernández, amigo cercano del Papa Francisco, escribió mucho de Amoris Laetitia. El mes pasado, el arzobispo defendió el documento, alegando que el Papa Francisco quería «discretamente» cambiar la práctica pastoral.

Sin embargo, el cardenal Müller a este respecto agregó:

«He oído que el Papa está cerca de ciertos teólogos, pero no pueden pretender ser intérpretes autoritarios del Papa. Si el arzobispo Fernández hace una declaración, por ejemplo, eso es solo su opinión personal. No tiene más peso que las declaraciones de otros obispos -y ciertamente para toda la Iglesia, no tiene autoridad magisterial- y por lo tanto no tiene más autoridad para mí que cualquier otra voz teológica».

Sobre la autoría de Amoris, el cardenal agregó:

«No sé si fue el escritor a la sombra del octavo capítulo de Amoris Laetitia. Es un texto del Papa, no de Victor Fernández o de cualquier otro escritor a la sombra».

«En Amoris Laetitia no hay ninguna nueva doctrina o explicación de algunos puntos jurídicos de la doctrina, sino una aceptación de la doctrina de la Iglesia y de los sacramentos. La única cuestión es su aplicación pastoral en situaciones extraordinarias».

Loading...
loading...

Dejar una respuesta