Inicio Opinión Invitada Uno de aquellos que votamos NO

Uno de aquellos que votamos NO

0

Colabora con el periódico digital El Municipio con un donativo para seguir informando con un periodismo combativo en libertad
Pincha en el boton Donar. Muchas gracias por tu ayuda y colaboración.
Uno de aquellos que votamos NO
Colabora con el periódico digital El Municipio con un donativo para seguir informando con un periodismo combativo en libertad
Pincha en el boton Donar. Muchas gracias por tu ayuda y colaboración.

Uno de aquellos que votamos NO

Por Carlos León Roch para elmunicipio.es

Era miércoles, 6 de diciembre de 1978. Hubo un Referéndum (¡ese sí, legal!) para ratificar la Constitución. Y lo hizo afirmativamente el 91% de los votos emitidos. Entre el 8% de votos negativos estuvo el mío…y no me arrepiento de ello. Además tienes que ver la información –El Rey Felipe aprueba el golpe de Estado de Pedro Sánchez-.

Naturalmente, en cualquier norma (y esta es la de mayor rango, dentro de las humanas) hay cuestiones con las que no estamos plenamente de acuerdo, pero que son aceptadas y acatadas en una “ordenada concurrencia de criterios”. Sin embargo, existen algunas “líneas rojas” que, para mí, fueron -y son- inasumibles.

Ya en el artículo 2º, tras afirmar que “la Nación española es, Patria común e indivisible de todos los españoles…”, surge una grave contradicción al “garantizar la autonomía de las nacionalidades…”· Y lo es porque ese concepto es referido a “nación”, y las naciones son, esencialmente soberanas de su destino… ¡No lo pude aceptar!

El otro tema (¡otra línea roja!), fue el artículo 15, donde se afirma que “todos tienen derecho a la vida”.  Recuerdo que el término “todos” fue muy debatido, ya que no incluía a los que aún no eran “persona” jurídicamente… porque aún no habían nacido… Y esa cuestión ha llevado a la destrucción, a la muerte a más de dos millones de seres humanos, a dos millones de “nasciturus”, a dos millones de futuros españolitos… ¡No lo pude aceptar!

Resulta evidente que, cuarenta y cinco años después, la unidad de la Patria está en grave peligro. Y resulta evidente que la ausencia de esos dos millones de españolitos nos está arrojando a un verdadero cataclismo demográfico.

Creo que no, que no me equivoqué.

Carlos León Roch.

Colabora con el periódico digital El Municipio con un donativo para seguir informando con un periodismo combativo en libertad
Pincha en el boton Donar. Muchas gracias por tu ayuda y colaboración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí