Sobre la unidad falangista

Sobre la unidad falangista

0
Compartir
loading...

unidad

Por Carlos León Roch para elmunicipio.es

La modestísima y lealísima falange de Cartagena, hace años, llenos de ilusión y orgullosos de que nuestras propuestas, alejadas del más mínimo interés partidista y personal pudieran producir suspicacias, iniciamos en Madrid reuniones de las organizaciones falangistas presentes. Al principio todo fue bien, avalado por el  prestigio personal -permítaseme- de alguno de los convocantes. Finalmente, la maldita cizaña invalidó aquellas  ingenuas  propuestas. Propuestas que podrían habernos salvado del naufragio.

Ahora, “chapoteando” apenas en un mar que ya no es nuestro, que ya no es reconocible siquiera, los escasos falangistas náufragos pero aún supervivientes, no encontramos siquiera el rumbo a seguir para alcanzar la playa más cercana , abocados al ahogamiento.

Pero uno de los tópicos -y de las realidades- que nos caracterizan es “ser inasequibles al desa.liento”.  

En esta hora patética para España, en la que los partidos se desangran en corrupción, desilusión e ineficacia, ha surgido, por la extrema izquierda el conocido fenómeno de Podemos, que está atrayendo -lógicamente- a millones de parados y a otros que aún aspiran a la nefasta utopia comunista.

En este sentido creo que los falangistas tenemos una oportunidad de recobrar algún protagonismo en la vida política, para lo que sería necesario la existencia de algo de lo que carecemos: un líder.  Pero, en su ausencia (¡algún día aparecerá!) los “falangistas sin falange” y también los falangistas afilados a alguna Falange estamos obligados a dar un  pasito adelante. Y es que  ya que parece inviable aspirar a la Unificación (aunque en la actualidad hay menos discrepancias y más concordancia…) sugerimos unas mínimas medidas dirigidas a la supervivencia, y  que gentes como nosotros -y especialmente como tú- , presionemos a los partidos falangistas a que realicen campañas en las que solamente se ofrezcan las cinco flechas como reclamo lectoral, pidiendo al electorado que “vote donde las vea, sea el partido que sea”. También se podía ofrecer un lema unitario; algo así: “De nuevo algo nuevo: Vota Falange”.

Loading...

Naturalmente, lo ideal seria que  entidades y asociaciones joseantonianas, falangistas pero no partidistas, como la Fundación José Antonio, La Vieja Guardia, o la Asociación Encuentros promovieran la realización de un Congreso Nacional Falangista Abierto, en la que pudieran participar todos -y nada más- que los que se declaren falangistas, presenten su DNI y paguen la cuota de entrada.  Todos con derecho a voto. Y la Orden del Dia la harían las asociaciones mencionadas, con un resultado final de UNIDAD (con las tendencias que fueran).

Te ruego que no renuncies a la responsabilidad  que tus creencias, tus camaradas (vivos y muertos) y la Historia, te reclaman.

En fin, como siempre… “inasequibles al desaliento”.

Arriba España.

                      Por falangistas de Cartagena

                       Artículo que nos envía Carlos León.

     A 29 de Octubre de 2014, a ochenta años de la Fundación…

Loading...
loading...

Dejar una respuesta