Carta a Pérez-Reverte: Para vender libros no todo vale

Carta a Pérez-Reverte: Para vender libros no todo vale

1
Compartir
loading...

Arturo-Perez-Reverte

Por Mercedes Valdivia

Dada la imposibilidad de contactar con usted, tengo que hacerlo a través de la prensa donde de forma muy profesional se mueve a sus anchas; sabe manejar a los medios de comunicación de forma admirable y tiene la fortuna de tener a muchos seguidores en este país, lo cual no es tarea fácil y le felicito por ello. Bombazo de Pérez Reverte: “Cuando en España se celebre el día del orgullo del gilipollas no vamos a caber en las calles”

Siempre le he admirado como escritor y por ser una persona políticamente incorrecta; sin pelos en la lengua. Ahora bien, para vender libros, no todo vale. Siempre he dado por hecho, que aunque usted escriba novelas y en muchas ocasiones con un trasfondo histórico, siempre se ha documentado a la perfección como buen periodista que es.

Estoy convencida de que está acostumbrado a que sus intervenciones y escritos generen polémica, no sé si de forma consciente o inconsciente. El resultado es desde luego que aumenta su popularidad y con ello la venta de libros. ¿Es quizás una técnica de marketing?. Usted lo sabrá. De lo que estoy convencida es que hay líneas que no se pueden cruzar y antes de hacer cualquier tipo de declaraciones que pueden resultar hirientes y ofensivas, hay que estar muy documentado y seguro de lo que se dice.

En una entrevista que le han realizado en el diario ABC el 19 de octubre del presente año, resaltan su entrevista con el titular: EL ERROR DE PEREZ REVERTE

«¿En qué se diferencia el falangista que mató a Lorca del miliciano que mató a Muñoz Seca? En nada»

Ante mi más absoluto asombro me doy cuenta que usted no conoce esta parte de la Historia de España tan sangrante e importante y me voy a permitir el lujo de responder yo a esa pregunta, ya que usted dice EN NADA. De esta forma la próxima vez que le pregunten sobre el tema, tendrá más información y quizás tenga la humildad de retractarse. Pérez-Reverte: “Propongo sacrificar a Ana Mato y poner al perro en cuarentena”

A Lorca no le interesaba para nada la política, era un tema que obviaba. Era un ferviente republicano, pero se hizo y se sigue haciendo una apropiación indebida por parte de la izquierda de la figura de Lorca porque jamás militó en ningún partido político, ni de izquierdas ni de derechas. Sus amistades eran muy amplias, desde Falange hasta los partidos de izquierdas; es decir que Lorca para nada era político, ni le interesaba la política. Pérez Reverte: “Los jóvenes son manipulados porque no saben lo que fue la Guerra Civil”

El 14 de julio de 1936 llegó a casa de sus padres en Granada, donde también vivían los hermanos Rosales. El mayor, José, era fundador de Falange y Jefe Provincial; mientras que Luis Rosales era también falangista y poeta como Lorca. Conocido suyo desde 1930.

El 9 de agosto, irrumpió un grupo de gente armada, que eran sus propios primos Miguel y Horacio Roldán. Durante el registro fue maltratado el padre de García Lorca; es en este momento cuando los padres deciden que se esconda en casa de los hermanos falangistas Rosales con la idea que allí iba a estar seguro. Nadie se iba a atrever a ir a esa casa a detener a Lorca, algo erróneo porque aquel 16 de agosto del 36 se presenta Ruiz Alonso, Juan Luis Trescastro y Federico Martín Lago con la idea de detener a Lorca. Quien lleva el protagonismo es Ruiz Alonso, que no conocía las rencillas personales que mantenía la familia Roldán y deseosos de quitarles poder y prestigio a los hermanos falangistas Rosales. Estamos hablando de un crimen, de una vendetta en familia, pero quien sabía lo que había detrás era Juan Luis Trescastro. En su asesinato confluyen los deseos de venganza de los Roldan hacia sus parientes: la familia de García Lorca.

Un resumen de Luis E. Togores (Instituto CEU de Estudios Históricos), diciendo lo siguiente: En la actualidad sabemos con exactitud porqué fue asesinado Lorca en el verano de 1936. No fue asesinado por ser un poeta de izquierdas, ni por ser homosexual, lo fue por motivos de una vieja disputa familiar que se prolongaba por más de medio siglo.

La Fundación Federico García Lorca, en el apartado “Biografía”, relata su asesinato de la siguiente forma: La tarde del 16 de agosto de 1936, Lorca fue detenido en casa de los Rosales por Ramón Ruiz Alonso, un ex diputado de la CEDA, derechista fanático, que sentía un profundo odio por Fernando de los Ríos y por el poeta mismo. Según Ian Gibson, biógrafo de Federico, se sabe que esta detención “fue una operación de envergadura. Se rodeó de guardias y policías la manzana donde estaba ubicada la casa de los Rosales, y hasta se apostaron hombres armados en los tejados colindantes para impedir que por aquella vía tan inverosímil pudiera escaparse la víctima [Federico García Lorca, vol. II, p. 469]

Loading...

Puede usted encontrar más información en este diario, concretamente en los artículos escrito por una servidora denominados “El asesinato de Lorca y los Falangistas” y el segundo “Lorca y su amistad con José Antonio y Alberti”

Los García Lorca estaban enfrentados con sus primos los Roldán y los Alba, por temas económicos, familiares y de poder. La Guerra Civil fue el escenario perfecto para ocultar un asesinato que nada tenía que ver con lo que se estaba dilucidando en los campos de batalla de España.

Con respecto al asesinato de Muñoz Seca, le diré que puede informarse con un testimonio de primera mano en un artículo escrito en la Plataforma 2003 llamado “¿Quién mató a Muñoz Seca?” y otro artículo de ABC (el mismo que le publica su entrevista) hay otro denominado ¿Por qué mataron a Muñoz Seca? Del que extraigo el siguiente párrafo:

“…Los milicianos hacen el resto. A Muñoz Seca lo cazan en Barcelona y lo trasladan como a un animal, a la Modelo de Madrid”:

Podréis quitarme la cartera, podréis quitarme las monedas que llevo encima, podréis quitarme el reloj de mi muñeca y las llaves que llevo en el bolsillo, podéis quitarme hasta la vida; solo hay una cosa que no podréis quitarme, por mucho empeño que pongáis: el miedo que tengo. Ya en Paracuellos cambia de opinión y dice a sus asesinos:

Me equivoqué al ingresar en la prisión de Madrid y deciros lo que os dije; sois tan hábiles que me habéis quitado hasta el miedo

Seguro que usted los sabe, pero intentaré refrescarle la memoria:

A Muñoz Seca lo sacaron de la cárcel de San Antón el 28 de noviembre de 1936 junto con otros presos por los milicianos encargados de conducirlos a Paracuellos del Jarama. La orden de saca estaba firmada con anterioridad por el Delegado del Orden Público Serrano Poncela, miembro de las Juventudes Socialistas Unificadas, como su amigo Santiago Carrillo, que firmaba las órdenes en blanco, encargándose los jefes de milicias de poner la fecha y nombres de los ejecutados (hay testimonios de testigos que lo dejaron escrito). El final es espeluznante, pero le dejo a usted el trabajo de investigación, que dicho sea de paso no le costará mucho trabajo encontrar, ya que está al alcance de cualquiera en distintas páginas de internet.

No compare por favor un asesinato con otro, no diga usted que no hay diferencias. A Lorca intentaron ayudarle los falangistas, poniendo en riesgo su propia vida ocultándoles en su casa.

Le sugiero que investigue porque hay un antes y un después en los asesinatos cometidos a partir de 1936. Le diré que la mayoría de los falangistas habían sido asesinados entre Madrid y Barcelona, eran unos pocos miles los afiliados y en su mayoría asesinados. ¿Sabe usted lo que son los denominados “conversos”?. Investigue si quiere, probablemente hasta se asombre del resultado.

¿Qué se cometieron atrocidades por ambas partes?. Por supuesto, como en todas las guerras civiles, pero ha ido usted a poner el peor de los ejemplos. Ni a posta le hubiera salido peor. Lorca tenía una gran relación de amistad con José Antonio Primo de Rivera que describe muy bien José Luis Cotta en su libro Rosas de Plomo.

Ya podría haber buscado usted otro ejemplo, pero quizás su libro no tendría tanta repercusión, mientras a mí al leer tal barbaridad (como diría Mercedes Fórmica), se me pudre la sangre.

Que siga usted cosechando los éxitos que en realidad se merece.

Artículo de Mercedes Valdivia en el diario XYZ

Loading...
loading...

1 Comentario

  1. Toda una lección de Marcedes Valdivia a Arturo Pérez-Reverte, que seguro seguirá escribiendo tan bien y valientemente como lo hace; pero con esta elegante lección está obligado a hacerlo en adelante con mayor rigurosidad. Las opiniones salomónicas, como las sentencias, no acreditan a quien las da o imparte.

Dejar una respuesta