De nuevo la vieja controversia falangista

De nuevo la vieja controversia falangista

7
Compartir
loading...
Asamblea de FEJONS Falange Española de las JONS
Asamblea de Afiliados de Falange Española de las JONS celebrada en Octubre 2017

De nuevo la vieja controversia falangista

Por Eduardo López Pascual para elmunicipio.es

Como siempre ocurre con los que nos llamamos o se llaman falangistas, surge la verdadera distancia que hay entre unos y otros, que no es poca, en la teoría y en la práctica. Entre los que sostienen una filosofía al estilo “soy más patriota que nadie”, sin entender, creo, el mensaje de José Antonio Primo de Rivera en su bello escrito de ”La gaita y la lira” publicado en enero de 1934, u olvidan el punto ocho “Lo espiritual”, de su programa fundamental que aparecen en diciembre del 33, y los que nos sentimos -porque así me siento personalmente-, dispuesto a interpretar la doctrina nacional sindicalista como un medio al que hay que actualizar, y por qué no,-desarrollar, y sobre todo intentando formarnos políticamente conociendo y analizando otras alternativas simplemente para estar en mejores condiciones de modernizar la nuestra y poder criticar las demás.

Como era de esperar, la carta de un joven falangista (Un militante falangista destapa todas las claves de Falange Española de las JONS y la coalición electoral), con ocasión de la fallida asamblea de Falange Española de las JONS (FE-JONS), celebrada hace unas fechas, ha sido inmediatamente pasto de los depredadores más reaccionarios (perdón por la palabreja), de esos afiliados o no, fundamentalistas, en los que cuando oyen palabras fuera del discurso tradicional: Autogestión, República, Gramsci, Miguel Hernández, izquierda, pueblo, etc. se nos tacha de comunistas. Recuerdo que a este efecto que al fundador de Falange Española también le acusaron de Bolchevique. También le llamaron fascista, pero claro venía de sus adversarios más contumaces que eran los social-comunistas de aquella época y era natural.

Lo digo porque a la cita que hace este joven José Julio nombrando al comunista Gramsci, no hace más que mostrar que ha leído, que se interesa por la cultura política y que es necesario saber que Lukas, o Samuelson, o este Gramsci, con su “Para la reforma moral e intelectual”, como el “Hombre unidimensional “ de Herber Marcuse, son imprescindibles para comprender las pautas en defensa de nuestra filosofía política. Ojalá, nuestros militantes, tuvieran una formación suficiente para poder justificar y defender el Nacional sindicalismo en el universo de las ideas. El hecho de la solidaridad social como medio para liberar al hombre esclavizado, Marcuse; o La teoría de la cultura como medio normal de hacer política, que eso prioritariamente es el discurso gramsciano debe de ser parte del acervo formal de los falangistas, porque esos autores además de ser unos revisionistas, eran unos intelectuales de primera categoría, lo que lamentablemente no tenemos o guardan silencio, al menos hoy, entre nosotros.

Aprender de nuestros adversarios es un síntoma de inteligencia. Leer sus ideas es fundamental para refutarlas, pero eso no será posible si nos reducimos al discurso más obsoleto y decaído de Falange Española. Yo, que no milito en el grupo de José Julio, aplaudo su iniciativa y claro, rechazo -sin tener arte ni parte, pero preocupado por la deriva-, esa resolución aprobada- ¡pasmo¡ por solo una cincuentena de afiliados en toda España. Así, solo se contribuyen al descrédito total de los falangistas. O eso pienso desde mi humilde atalaya de observación.

También tienes que ver la siguiente información relacionada pinchando en los enlaces >>>>>>>>

Falange Española

Falange Española de las JONS dice SI a la coalición electoral por un voto

Loading...

Primeras declaraciones del Vicesecretario General de Falange Española de las JONS sobre la coalición electoral

Los espacios abiertos de un mañana feliz

Martin Carricarte de la Junta Política de Falange Española de las JONS habla sobre la coalición electoral

Una militante falangista publica una carta abierta al Vicesecretario General de Falange Española de las JONS sobre la coalición

Loading...
loading...

7 Comentarios

  1. Camarada Eduardo Lopez desde el respeto a su posición ideológica , tengo mas remedio que contradecirle, no creo que es el momento de abrir debates entre si coalición falangista o coalición con otros grupos sean extrema derecha o no. Este joven falangista ha caido en lo de siempre , criticar sin ver antes los resultados . A mi personalmente no me gusta una coalición con esos grupos pero creo que la situación de España y el peligro separatista , hacen que tengamos amigos que no nos gusten. España necesita una voz potente del sector patriota , ya me gustaria que fuera una sola voz falangista , pero veo que hay partidillos aun que con rencillas no pretenden unir sino mas seguir su juguecito ridiculo partidista y alguno de ellos se publican aqui sus noticias. Sin mas Camarada Lopez espero que comprenda que es más importante intentar tener voz ya sea enel parlamento europeo en una coalición que no nos gusta que seguir demostrando el esperpento que somos ,incapaces de hacer nada nosotros solos y menos ante la gravedad de la situación de peligro de España

  2. Eso quisiera yo. Tener una sola voz. Pero claro, no todos son los compañeros adecuados. Por supuesto no soy nadie, pero como dice el refran más vale ir solo que mal acompañado.

  3. Señor Lopez: A sus años, cercanos a los míos, y con el pasado que tiene, de colaboraciónismo primero y de fracaso político después, ocúpese de mejorar su presente y el de su partido, si lo tiene, antes que criticar y calificar a otros. Deje de descalificar y casi insultar a otras opiniones, pues demuestra un bajo nivel cultural y educativo, por muchos libros que escriba y se edite. Es libre de escribir, sólo es un consejo, pero hay que tener sentido del ridículo.

  4. Amigo y camarada Eduardo: La Falange de José Antonio, de Manuel Hedilla, de Patricio, de Narciso Perales…¡que poco tiene que ver con lo que hay! Falta criterio y pensamiento y, ya lo ves, se critica al que piensa y al que lee (¡!); falta autocrítica y se margina al que discrepa; falta sentido del decoro y se denigra al que denuncia al esperpento. La Falange -el nombre, que no la idea- se nos va al garete. El problema de la Falange es de inteligencia. Y ya no se trata de rescatar un pasado perdido irremediablemente, sino de salvar para el futuro la línea de continuidad de lo más auténtico del pensamiento de José Antonio Primo de Rivera –pensamiento enraizado en un personalismo cristiano (ese que tanto disgusta a algunos pseudoauténticos) y en una versión del sindicalismo que apela a la dignidad del hombre libre– . Se empeñan en exhibir una burdísima caricatura de sus ideas y de su estilo que está en las antípodas del rigor que él impuso y de su talante intelectivo y, a la vez, amoroso. Un falangismo actual, a la altura del que pusiera en marcha José Antonio Primo de Rivera (no sus caricaturistas) podría ser una alternativa esperanzadora, entendida como opción de cambio profundo de las estructuras: opción esencialmente anticapitalista, por más que el capitalismo reciba cada día más adhesiones en este primer mundo de los privilegiados que se olvida de los otros dos tercios de la humanidad; opción cuyo objetivo habría de ser la búsqueda de una vía española –e iberoamericana– al socialismo; pero a un socialismo de hombres libres, un socialismo comunal que se reconciliase con lo mejor de la tradición española y con lo que España, y la Hispanidad, abiertas al resto de los pueblos y culturas de la Tierra, han significado y pueden significar en la Historia Universal. Eso es el nacionalsindicalismo que tantos picores produce a los que no se han enterado de nada. La Falange que tú y yo buscábamos aspiraba a algo más profundo que a un patrioterismo grosero. Cuando España se deshace porque el mundo entero se deshace, hace falta algo de mucho mayor calado que reunir a cuatro despojos para confeccionar un plato desabrido y sin sustancia. Recordarás que nosotros teníamos vocación totalitaria (¡que peligrosa palabra!) porque la revolución había que hacerla entre todos. Y para ello había que convencer ¿A quién crees tú que arrastrarán estos? La memoria de José Antonio y de tantos otros merece que le ofrezcamos algo más que un tinglado de opereta. Ni tú ni yo sabemos cómo habrá que hacer, pero tú y yo tenemos la certeza de cómo NO hay que hacerlo. Un fuerte abrazo y esperemos que haya muchos José Julios.

  5. Señor Moreno:
    Manuel Hedilla, Patricio González de Canales y Narciso Perales; pangermanistas los tres, y partidarios de la entrada de España en la II Guerra Mundial al lado de Alemania. Busque otros ejemplos de Nacional Sindicalismo, Acaso se hicieron liberal demócratas de repente?.

  6. Azul +rojo=morado. Las ideas de López son la versión morada del Carlos Hugo o de los montoneros. Tercrmundismo en estado puro y una demagogia que no se creen ni los rojos a los que quiere hacer la pelota.

  7. ¿Qué pasará cuando esa coalición no logre los votos suficientes para tener un buen resultado y el mal ya este hecho? Se necesita una cifra muy elevada de votos y el techo de las formaciones de la coalición esta en los 80.000 votos entre todos los grupos muy lejos de representación.

Dejar una respuesta