Un militante falangista destapa todas las claves sobre Falange Española de las...

Un militante falangista destapa todas las claves sobre Falange Española de las JONS y la coalición electoral

14
Compartir
loading...
José Julio Cuevas Muela
José Julio Cuevas Muela, militante de Falange Española de las JONS

Un militante falangista destapa todas las claves sobre Falange Española de las JONS y la coalición electoral

El joven militante de Falange Española de las JONS -José Julio Cuevas Muela- destapa en exclusiva en el periódico digital El Municipio todas las claves sobre la Asamblea Extraordinaria de FE de las JONS en la que se aprobó la participación de dicha organización falangista en una coalición electoral con otras formaciones -patriotas- para las próximas elecciones europeas del año 2019. En dicha Asamblea Extraordinaria se aprobó por un solo voto la participación de Falange Española de las JONS en la coalición electoral.

Puedes ver más información pinchando en el enlaceFalange Española de las JONS dice SI a la coalición electoral por un voto

Por José Julio Cuevas Muela en exclusiva para El Municipio

Mi nombre es José Julio Cuevas Muela, tengo 23 años, granadino de nacimiento y me dedico al mundo del textil. Llevo afiliado a FEJONS desde hace algo más de 3 años, pero militando en el mundo rojinegro desde, prácticamente, los 15. He de decir que siempre he sido un militante de base porque los cargos los han ocupado en mi entorno personas a las que considero idóneas para los mismos. No ya por su veteranía sino por su actitud para ejercerlos, siempre manteniéndose en una vía política clara y actuando según esta en el instante de encabezar proyectos y actividades que casan con la positividad, el ánimo y la realidad. Ingredientes que deben ser imprescindibles para los coordinadores que pretendan mejorar una organización política que ante todo debe cimentar una estructura antes de lanzarse a predicar en el desierto que ofrecen las coaliciones ambigüas. Nunca me han gustado los cargos, pero he ejercido de facto en funciones de muchos de ellos cuando el Delegado no disponía de posibilidad de ejercerlo en momentos determinados por motivos varios.

Quien me conozca sabe cual es mi personalidad que va ligada a mis ideas aunque -a diferencia de otros- no mezclo lo personal con lo político. El prejuicio no va conmigo, pues juzgo a una persona en relación a su actitud y acciones de cara a la sociedad sin distición. No vivo en una burbuja donde aplico la fobia a la mínima, sino que vivo en el mundo real donde un individuo puede ser bueno o malo sin ser la religión, el sexo, la raza o la orientación sexual (homosexual o heterosexual) factores decisivos para el comportamiento del individuo como ser social. Me rodeo de todo tipo de personas en mi vida diaria y en mi ámbito de trabajo, por ende, mis amistades son heterogéneas. Por supuesto todas esas personas saben mi ideología y a qué Partido estoy adscrito: Falange Española de las JONS.

No tenía intención de hacer este artículo sobre la cuestión de la coalición para las Elecciones Europeas 2019 por motivos evidentes. El más relevante es que el tiempo de debate ya ha pasado y la decisión se ha tomado en asamblea con un voto de diferencia (prueba de que el Partido está fraccionado en dos) -aunque de forma inexacta, sin medios alternativos a la votación presencial habiendo formas (estas se pidieron y fueron denegadas) y sin el proceso necesario para ello al ser una decisión de vital importancia, sabiendo todos que la situación económica de la mayoría de nuestros compañeros es muy precaria como para poder desplazarse a Madrid y la situación de alguno que otro que se encontraba muy mal de salud en el hospital. Haciendo mención a que la misma se nos presentó desde el principio de una forma abstracta hasta el último momento. De ahí que solo hayan votado 57 personas de todas las que estamos en la organización- pero a pesar de que algunos sí dieron carpetazo al asunto, mandos concretos han atacado personalmente a otros mandos -no es la primera vez- y a militantes promotores del NO hasta con insultos directos. Personas que han trabajado y dado toda su vida por el partido haciendo labores titánicas para que FEJONS sea una alternativa política de verdad. Es por ello que me veo obligado, por imperativo moral, a exponer mi punto de vista sobre todo este revuelo del que he sido partícipe.

Desde la llegada a mis oídos de una posible coalición con la derecha más reaccionaria y socialdemócrata de tinte racista, por ello, contraria a la esencia e identidad hispanas y al ideario Nacional-Sindicalista, mi actitud ha sido, ni más ni menos, que de salir en defensa de la cordura y la lógica dentro de nuestra organización por diversos medios de forma indirecta y directa por las redes sociales. Además de para generar debate y un área de hegemonía de opinión, también para demostrar que cuando radio-macuto funciona es síntoma de que la comunicación de una organización es débil o inexistente, de modo que no hay un proceso de debate interno que debe preceder cualquier decisión definitiva. En un inicio admito que detalles de mi actitud al poner el tema sobre la mesa han sido -hasta cierto punto- impropios de mí y que, para algunos, ha ocasionado la pérdida de credibilidad a lo que exponía. La juventud también tiene sus partes negativas y una de ellas es la impulsividad, pero era resultado de ser esta iniciativa la gota que colmaba el vaso en el Partido y al contemplar de nuevo el caer de los falangistas en el mismo error de siempre y que el enemigo espera para reforzar su discurso.

Solventé esos errores cometidos moderando las formas y hablando con los afectados en concreto. Alguno que otro se daba por aludido de una forma patológica al mínimo comentario genérico que escribía hasta el punto de insultar y señalar con el dedo a quien le daba ”me gusta” a la publicación o comentario -hasta a un dirigente- y a mí directamente, nombrándonos sin la más mínima razón argumental. No era un usuario cualquiera sino una cabeza visible del partido a nivel nacional -el VicesecreMando- que podía perfectamente haberme llamado por teléfono y aclarar su duda. Pero prefirió guiarse de forma irracional -como así me lo afirmó personalmente en la Asamblea- por lo que decían a través del móvil aquellos que interpretaron malévolamente una alusión personal y no -como era en realidad- un comentario genérico hacia el fundamentalista católico hipócrita y patriotero que desgraciadamente hay en el mundo azul -por fetichismo histórico envuelto en el modelo de ”falangista” del Régimen, no por convencimiento o conocimiento ideológico- que siempre está dispuesto a vender Falange a la derecha -de cualquier forma- anteponiendo la fe religiosa y el gusto por la bandera española, como si fueran motivos de peso para una unión. Un modelo de afiliado que llevo viéndolo en nuestro ámbito desde mi entrada en el mundo azul mahón.

Dicho cabeza visible ha sido para mí una referencia a nivel político desde el principio y mi admiración por él nunca la he ocultado. Ahora dicha concepción ha pasado al plano contrario a causa de su actitud con los demás. Sin embargo veo honrado separar la persona de su obra ideológica, que será una referencia directa para el aspecto teórico-económico del Nacional-Sindicalismo y el aspecto sindical. Al César lo que es del César.

La Asamblea General Extraordinaria de Afiliados dejó bastante que desear por los motivos anteriormente mencionados y por la poca calidad del debate que se estaba gestando. Cuando debía ser algo muy nutritivo para la opinión y que así emergiera una decisión sin la más mínima aspereza. Había un gran margen de contenido razonado entre el SI y el NO demostrando la poca formación política de algunos ponentes con discursos idealistas abstractos y desorientados en el lugar donde militaban con comentarios disparatados -consecuencia de la falta de una Vanguardia ideológica y un plan de formación para militantes-. Este aspecto no significa que la Asamblea careciera de buenas exposiciones, que las hubo, pero fueron minoritarias en comparación a las débiles.

Expuse mi postura como pude pues, mientras hablaba, mi cabeza estaba continuamente formulándose la pregunta: ¿de verdad tengo que decir cosas tan evidentes en un órgano del Partido cuando sus mandos deberían tenerlas en cuenta como ‘la imagen’? Un motivo por el que mi forma de exponer las razones del NO no fueron las apropiadas, pero el contenido no se alteró. Sí es cierto que la Asamblea se hizo muy rápidamente sin poder entablar un debate ardoroso y rico, por lo cual no pude decir todo lo que quería -que era mucho-. Estuvimos apenas 2 horas y con la incitación a la prisa del Mando Supremo por acelerar el proceso del debate y expresando quejas por lo ”largas” que eran algunas ponencias, faltando el respeto a quienes habíamos hecho 500 o 600 kilómetros hasta Madrid. Todo proceso elaborado con prisa sin seguir unos tramos para hacer una votación de más calidad, completa y de mayor legitimidad. A cuyo lado se encontraba el VicesecreMando, como siempre, regañando a los compañeros por ”no hacer ni el huevo”, cuya afirmación es falsa -una muestra más de la falta de respeto al trabajo de los demás- porque si esto fuera cierto el Partido no tendría ni un órgano de difusión en formato papel, ni actividades municipales, ni debates, ni modelo propagandístico, ni textos, ni mesas informativas, ni pegada de carteles, ni candidaturas (Andalucía en las autonómicas de 2015 fue la única regíón que consiguió presentarse en todas las provincias y sacando 4.811 votos cuya porción es el del 25 % con respecto al total de votos obtenidos por FEJONS en las Europeas de 2014), ni actividad en las redes sociales, ni una cuota mensual, ni fotos para la página oficial, ni una Secretaría de Comunicación (que se ha ninguneado, no se quiso hacerla oficial siendo necesaria y se ha llevado al abandono, por tanto, ya no hay), ni difusión del ideario y un largo etc.

Como defensa del NO puse de referencia la coalición formada por La Falange (FE), Alianza Nacional, Democracia Nacional, Asociación Juvenil Española y Nudo Patriota Español para concurrir a las Elecciones Europeas de 2014 con el nombre de ”La España en Marcha”. Una coalición que durante los años 2012-2014 se gestó e intentó poner en práctica -una vez más- el mantra y fórmula débil de la ”unidad de los patriotas en lo fundamental” bajo un programa de mínimos que era un manifiesto de poco contenido que incurría en la contradicción con la pretensión de unir cosmovisiones políticas diferentes y hasta antagónicas, haciendo de las proposiciones un punto medio forzando buscar y unificar los pocos puntos de coincidencia -generalmente superficiales- que unían a las organizaciones integradas.

LEM supo mover su ficha en el ámbito político español, de cara a las europeas, dando todo de sí en actividades, trabajo y esfuerzo para las elecciones de 2014, en cuya época el separatismo catalán estaba en auge y se pretendió aprovechar el descontento de los españoles contrarios a la pérdida de un territorio español por capricho de la burguesía regional. Sin embargo los resultados fueron el reflejo, no del trabajo o dinero invertidos en la campaña, sino de la falta de una uniformidad ideológica, la mezcla de partidos contrarios entre sí y la imagen dada a los medios -alimentando tópicos-. Una amalgama de razones acentuadas como para prever que este tipo de experimentos son contrarios a la seriedad política que debe predominar. La producción de la estrategia fue el resultado de 16.879 votos de los más de 80.000 que se estimaban (como expresó Sierra Norte Digital en una publicación del 29 de enero de 2014). Fui testigo de dicha coalición y debido a los efectos prácticos de la misma me convencí de que, a parte de ser un error, es una maniobra fallida desde el núcleo de la gesta. Innecesario es mencionar que es contradictorio predicar unas ideas (teoría) y accionar otras (práctica).

Ahora sabemos que ese auge y establecimiento del separatismo catalán, ha sido aprovechado y el gran trofeo de la derecha institucional, que ha servido para apuntalar aún más el Régimen de 1978 en la sociedad y política españolas. Ha ganado y con inteligencia.

Hice hincapié, para señalar el error de la coalición, en la teoría del ”homo-videns” proveniente del politólogo italiano Giovanni Sartori para describir el ser humano actual que actúa, opina y decide según lo que le muestra la imagen -la sociedad teledirigida-. De modo que no hay ”homo-sapiens” que piensan por sí mismos conforme a su crítica en torno a unos valores personales y tras haberse informado de diferentes fuentes. Para el homo-videns, en política, la imagen -con ello las uniones- son la exteriorización de las ideas sin la intención de leer un programa, porque ”la imagen lo dice todo”. En consecuencia la base argumental del SI -la imposición de nuestro programa de mínimos y candidatura ”visiblemente falangista” cuyo lenguaje pretende agradar a los socios- queda totalmente desarticulada, pues es algo que solo sabremos nosotros a nivel interno y no el votante medio. Nutriendo el tópico de la vinculación de los falangistas con la extrema derecha y su contenido. Una vez más cayendo en el mismo error de siempre: la imagen, que en los falangistas debe ser primordial y actuar llevando la contraria a los clichés establecidos para contrarrestarlos, porque se pueden derribar por mucho que los mantras derrotistas del mundo azul -usados por los inmovilistas que temen experimentar- repitan lo contrario. No os confundáis con la utilización de la falsedad para que nos crean y ser del agrado de todos, sino poner en acción los valores de Dignidad Humana y Justicia que nos caracteriza, sin distinción de sexo, raza o religión. Vender un producto o imagen que no concuerda con la que se posee en realidad es propio de demagogos y políticos de hojalata. Se debe jugar con el homo-videns pero a la inversa, actuando y pensando como no se espera la sociedad.

A nivel personal, y por ello político, he puesto en marcha este modus operandi y los resultados son muy positivos. Hasta el punto de poder participar en asambleas, debates y reuniones de corte izquierdista sabiendo todos los asistentes a qué partido pertenezco. ¿Cómo? Exponiendo nuestras ideas menos conocidas como las relacionadas con el sindicalismo, democracia participativa, modelo de Estado, hispanidad, economía… Y siempre con una actitud correcta y educada debatiendo con razonamiento y no con rencores del siglo pasado impropios de un joven del S.XXI. Puedo decir con orgullo que en Granada hemos conseguido que personas simpatizantes -hasta militantes- de partidos de izquierda han pegado carteles y pegatinas de FEJONS y participado en los debates que organizamos. Nos hemos mostrado abiertos con todo el mundo, como dictan nuestra personalidad y valores, abriéndonos paso a una aceptación social haciendo uso de la transparencia y la verdad. Una prueba de que limpiar la imagen es posible.

Igualmente critiqué la comparación de esta coalición con la de Unidos Podemos que el Mando supremo, desde el inicio, hizo. Frente a ello manifesté que era una inexactitud y un disparate tal comparación. Sencillamente porque UP (compuesto por Podemos, Izquierda Unida, las Mareas, los Círculos..) contaba previamente con una capa social fuerte e importante, resultado de años de trabajo. Unos, contando con la institucionalización del 15-M y otros con la fuerza mayoritaria en cuanto a presencia de organismos públicos y lo que es primordial: uniformidad ideológica y organización carente de prejuicios entre la sociedad.

En el caso de Podemos, cuentan con un círculo de estrategas politógolos que aplicaron el populismo posmarxista de Ernesto Laclau, autor del libro ”La razón populista”, utilizando una dialéctica basada en el simplismo de los conceptos (dando importancia al significante y no al significado) como arma arrojadiza que haga que la masa tome una conciencia de los problemas y conceptos que antes no tenía. Esa estrategia es la utilización de los llamados ”significantes flotantes” (recipiente donde introducir un concepto sin necesidad de portar un desarrollo del mismo, sino tan solo utilizarlo como arma arrojadiza en pos de una formación de conciencia mediante lo vacuo-abstracto), por ejemplo: ”la patria son la defensa de las pensiones, la patria es defender la sanidad pública..” Mero populismo izquierdista socialdemócrata hispanoamericano.

En el aspecto económico de la colecta y posterior inversión para financiar las actividades de la coalición, me pareció una completa injusticia con respecto a la militancia. Se pretende hacer una búsqueda de dinero para invertir exclusivamente en la campaña de las europeas cuando a las provinciales no se nos manda ni la propaganda a repartir a no ser que la paguemos -las pegatinas de ”viva la unidad de España”, por ejemplo-. Cuando el cometido de la Organización es proveer a las provinciales de material al carecer estas de medios para ello. Demasiado hacen la mayoría de nuestros compañeros, que no tienen ni paro, en pagar la cuota mensual, como para además poner más dinero en propaganda y cartelería habiendo formas como el crowfounding -que se quiere poner en marcha para las europeas, que parece lo más importante- para nutrir nuestras cuentas. No hay medios económicos en las provinciales para campañas exclusivamente del Partido y se pretende hacer uso del ingenio cuando ha surgido la ‘cuestión coalición’. Abiertamente me parece un signo de desprecio a quienes hacemos todo lo que está en nuestra mano en empujar la organización hacia adelante.

Como alternativa a la coalición propuse una mejora del Partido a nivel interno -de forma resumida pues ”había prisa por acabar”- y la aplicación de herramientas necesarias para que su funcionamiento sea eficiente como motor de nuestra Revolución al servicio de la persona y la Nación. Unos pequeños pasos que se pueden dar a medio plazo:

Las susodichas con la actualización de posiciones y formas para una mejor y más eficiente adaptación del Nacional-Sindicalismo al siglo actual, sin faltar a sus raíces y reforzarlo en todo sentido, para que los propios falangistas realicemos esa Transición que no supimos hacer para encontrar un hueco en la política nacional actual gestada en 1978. Ya que es una de nuestras asignaturas pendientes para poder presentarnos como alternativa a los partidos vigentes.

Para hacer eso posible primero deben, al menos, esbozarse una estructura y estrategia interna a seguir con unos pasos previos a la construcción completa de un Partido Revolucionario. Como la creación de una Vanguardia Ideológica con un plan de hegemonía política para la militancia en todos los campos donde la misma tenga que tomar su turno y palabra, ya sea en medios de comunicación, en mesas informativas o en debates. Por lo tanto su herramienta de configuración política (programa) debe estar compuesta en dos bloques:

  1. Programa con proposiciones simples que al interesado y votante no le cueste comprender nuestras ideas.
  2. Programa con las proposiciones ampliamente desarrolladas ocupando todos los ”huecos en blanco” que puedan tener

Bloques enfocados a la práctica en unos cursos de oratoria para que la militancia esté formada en el momento de hablar para convencer y con ello vencer, hasta al adversario político que hará todo lo posible por ponernos contra las cuerdas en la batalla oral.

Como articulación que fortalezca este órgano es indispensable una Secretaría de Comunicación con dos aparatos:

  1. Interno: Para que los militantes establezcan debates, datos, información, estrategia, proposiciones de propaganda.. y así intensificar la calidad de nuestro grupo de acción mediante el ensayo y error mejorando su conocimiento y experiencia en la materia. Hay que saber lo que decir y cómo.
  2. Externo: Donde el convencido y el confuso tengan un punto de referencia virtual para escuchar nuestros programas enfocados al refuerzo de nuestro mensaje y la difusión del mismo mediante tertulias, debates o comunicados: una radio o cualquier otro medio de comunicación similar. Hoy día este tipo de medios y su establecimiento no son solo fáciles de hacer sino gratuitos, gracias al mundo de internet, hasta que tengamos mejores medios para hacerlo.

En resumen: estrategia hegemónica de opinión y construcción reforzada de una estructura política organizada y completa para la creación de una capa social y su posterior cuidado como trampolín en dirección la expansión de nuestro Partido. Arrebatarle la lucha social a la izquierda -aunque se vista de Marxista-Leninista o Anarquista es Socialdemócrata, Divagante o Indefinida-, ahora que está debilitada, puesto que ha abandonado la dialéctica de la lucha de clases como arma ideológica para ser un ente creíble entre la clase obrera y sus reivindicaciones. La ha sustituido por la lucha de minorías individualistas, fruto del liberalismo cultural: LGTB, femiprogresismo, ideología de género.. En tal medida que llegan adoptar un discurso contra las clases trabajadoras que son antagónicas a ese liberalismo cultural. Se podría empezar por una introducción en las asambleas municipales y todos los círculos que dominen en los barrios obreros para crear esa hegemonía tan importante. Nosotros sí defendemos los intereses de la clase obrera porque pretendemos darle una soberanía a nivel nacional cuyas características se enfrentan a las de esas izquierdas, que portan unos valores propios del neoliberalismo y unas ideas que refuerzan los intereses y objetivos de grandes multinacionales (derribo de fronteras) y las burguesías regionales (separatismo), entre otros ejemplos.

Con estos pasos a seguir se depurarían de manera interna eso detalles que aún se arrastran desde el siglo pasado y que tanto impiden el avance hacia la uniformidad ideológica. Sobretodo errores que se actualizan en el continente pero no en el contenido cuyas consecuencias enlazan con el mismo impacto negativo: mala imagen durante otros treinta años.

Al terminar mi rápida intervención la respuesta que me dio el Mando Supremo fue fijada en lo más irrelevante de todo lo que dije que fue un comentario lanzado al autor de esta iniciativa disparatada: ”Solo nos ha faltado proponer al partido nazi”, refiriéndome a AN. Lo demás quedó en el aire.

Loading...

Tras la votación no hubo palabras de reconciliación por parte del Mando Supremo, que eran más que necesarias tras los acontecimientos -algunos- aquí mencionados y el área de hostilidades generada. Una actitud que todo Mando Supremo debería tomar dadas las circunstancias y la fracción de su Partido.

Mi línea con respecto a las llamadas ”unidad de fuerzas patriotas” y sus promotores está claramente definida tras mucho tiempo de reflexión y análisis. Soy contrario a las sopas de letras sin distinción y sin seguir un patrón ideológico vectorial. Pues dichas fuerzas mayoritariamente representan la antítesis de mis ideas.

”La unidad de los patriotas” en algunos sujetos es una obsesión enfermiza hecha quimera, fruto de sus convicciones antipolíticas y la cabezonería de unir antítesis con tesis para que desemboque en síntesis -algo imposible- solo por una supuesta defensa de la Nación española, dejando de lado cuestiones verdaderamente relevantes para mejorar esa Nación -cuestiones sometidas, por otro lado, al criterio de cada portador de una ideología, por eso una unión es inconcebible-. Una postura carente de análisis político-ideológico, pues la Nación-Política española la defienden personas muy variadas y de forma diferente -y en contradicción-, incluso los mismos que integran esas ”uniones patriotas”. Patriota también se denomina Vox, militantes del NNGG, PP o PSOE, y si me apuras hasta Podemos..¿Y qué? ¿Se va a poner un supuesto ”patriotismo” por encima de un programa económico, político y social, que es lo significativo en un Partido? ¿Apartar la ideología sustancial por ”el peligro del separatismo”? Reducirlo todo a la unión territorial manifiesta una clara muestra del simplismo que alberga esa fuerza y lo abstracto de su proposición.

Precisamente la mayoría de fuerzas autodenominadas ”patriotas” en España sí que la ponen en peligro con su talante reaccionaria, ideas ”anticomunistas” neocon (cuando el Marxismo-Leninismo ya no existe en ningún Estado desde la caída de la URSS en 1991 y en España a nivel político no existe) desfasadas -que solo benefician a las ideas dominantes vinculadas al liberalismo- el conspiracionismo del S.XX, el racismo, el rechazo a la Hispanidad -pilar de nuestra identidad universalista hispánica-, la meta del tibio ”Estado del Bienestar” keynessiano sin pretensión de cambiar el tipo de propiedad, manteniendo la bilateralidad del trabajo, el sistema de salariado y rechazando a los sindicatos como vertebración de la economía. Tampoco apoyan la lucha de clases en el marco hegemónico del sistema capitalista, cuando es necesaria para que los trabajadores mantengan los pocos derechos que les quedan y conquisten más, evitando la profundización de la esclavitud laboral actual y las repercusiones de la misma en las capas bajas de la sociedad. Mucho menos pretenden abolir las clases sociales ulteriormente, sino proponer una ”paz social”, manteniendo los resortes del conjunto de columnas internas del dominio burgués, evitando que el trabajador sea propietario y partícipe de los beneficios donde aplica su fuerza de trabajo. Contenido, por otro lado, que sí defiende el Nacional-Sindicalismo en su ideario y desarrollo. Pero esos colectivos no quieren Justicia Social ni Dignidad Humana sino concesiones sociales a las clases trabajadoras para hacer del capitalismo ”más humano”, manteniendo el Trabajo-Mercancía, y con una apariencia alternativa al resto de partidos intentando marcar una diferencia ”antisistema”. Los podríamos situar en el mismo ámbito del ”New Ideal” Roosveltiano o Donald Trump.

Ese ”patriotismo” es un panfleto de cinco ideas generales y manidas sin desarrollar que no pretende transformaciones o revoluciones nacionales, sino reformas y -lo que Gramsci denominó- ‘revoluciones pasivas’, propias de partidos como Podemos o Izquierda Unida -aunque estos últimos al menos actúan con inteligencia y hacen uso de la política y la estrategia real-, es decir, socialdemócratas de tinte radical, solo que la versión ”patriota” se sitúa en la parte derecha de esa socialdemocracia sin pulso ni nervio.

Habitualmente los apóstoles de esta posición utilizan de arma arrojadiza, contra los que creemos en un Partido con una ideología férrea y principios arraigados, la palabra ”puritano”. Nada más lejos de la verdad, principalmente porque los que abogamos por una posición política definida tendemos a la evolución de la misma sin arrancar la raíz de las ideas, teniéndola como referencia para adaptarla en todo momento que se precise. El Nacional-Sindicalismo desde 1931 ha sufrido una evolución político-ideológica siguiendo un proceso de ensayo-error, de autocrítica y análisis hasta llegar a lo que es hoy: una corriente ideológica genuinamente española con raíces y en continua actualización -a pasos cortos que se intentan mejorar-. A diferencia de la posición de los patriotas reaccionarios con su idea-humo de la ”unidad”, que atacan a los que tenemos ideología definida y oficial, porque odian las que se salen del tiesto. Entran así en una contradicción al utilizar esa acusación, pues toda ideología y organización con una vía definida debe ser heterodoxa en la ortodoxia -personalmente así me considero-. Con ese proceder exponen de forma indirecta y vacua su verdadera ubicación: venderse a cualquier precio a cambio de votos en detrimento de los partidos. Ellos sí son puristas idólatras de una estrategia fracasada, ¿hay mayor muestra de purismo que abrazarse a una receta que se ha intentado cocinar varias veces -cuyos ingredientes son indigestos- y siempre ha saltado la olla por los aires?

Su sueño, cargado de idealismo, es ser una versión española del Frente Nacional de Le Pen -que no apoyo en absoluto-, cuando esta organización se ha trabajado un programa político y un tejido social de votantes con una estrategia que va más allá de las uniones. Su triunfo reside en la evolución continua y poseer una vanguardia ideológica compuesta por sociólogos, politógos, psicólogos, licenciados en economía, empresariales.. que aportan y modelan sus conocimientos para aplicarlos de forma estratégica en el partido a nivel interno y externo. Detalles que se les escapan a esos ”apóstoles”, porque no son políticos sino totemistas de la bandera nacional.

Para acabar este artículo denso y extendido quiero hacer una manifestación personal de que esta es mi forma de dar por finalizada esta cuestión. Aquí lo he comentado casi todo y hasta he hecho uso de formas semi-indirectas para referirme a mandos concretos de la organización -detalle que no es propio de mí pero lo hago por acercar todo lo posible al lector azul a la claridad- para no ponerles a algunos las cosas fáciles y ”provocar” una posible sanción. Si así lo hacen me darán la razón en muchas cosas, además de que la mayoría de los datos aquí plasmados ya fueron hechos públicos a través de militantes que se salieron de la organización a raíz del resultado de la asamblea y por medio de los comentarios en grupos de las cuentas oficiales de redes sociales de los Mandos.

Acato la decisión tomada por la Asamblea, pero en absoluto la comparto y mucho menos los medios que se han aplicado para que el Órgano decida. Sigo en FEJONS aunque sujetos se propongan echarme por no ser un robot programado que confunde la disciplina con la dependencia personal. Espero que los Mandos, si la candidatura resulta un fracaso, no echen la totalidad de la culpa a la militancia, pues de por sí la iniciativa es una crónica de una muerte anunciada. La derecha liberal, la izquierda posmoderna y el neofascismo de panfleto siempre me tendrá en frente en la política y en la batalla ideológica. No esperen de mí que ceda en el triunfo de sus intereses, el futuro solo puede ser Rojinegro y Nacional-Sindicalista.



También tienes que ver la siguiente información relacionada de noticias nacionales pinchando en los enlaces >>>>>>>>

Falange Española

Primeras declaraciones del Vicesecretario General de Falange Española de las JONS sobre la coalición electoral

Un ex militante de Falange Española de las JONS habla sobre la coalición electoral

Noticias de Falange Española y José Antonio Primo de Rivera

Martin Carricarte de la Junta Política de Falange Española de las JONS habla sobre la coalición electoral

Mi respeto al SI

Una militante falangista publica una carta abierta al Vicesecretario General de Falange Española de las JONS sobre la coalición

Falange Española de las JONS dice SI a la coalición electoral por un voto

Los falangistas necesitamos líderes

Loading...
loading...

14 Comentarios

  1. Se puede decir más alto pero no más claro. Sin miedo y con ánimo constructivo. José Julio Cuevas Muela ha llegado al fondo de las cosas, y lo malo es que ha sido a costa de su propia experiencia. Falangistas así hacen que todavía valga la pena luchar por esto.

  2. Completamente de acuerdo con lo que dice, expresa y defiende José Julio. Me da una gran alegría saber que quedan falangistas que luchan por lo que yo mismo he defendido durante muchos años. Una imagen distinta, un lenguaje diferente, un realismo actual y moderno, desterrando viejos tópicos y recetas pasadas de tiempo y lugar. Desde aquí, en Cieza, le tiendo la mano y le ofreceremos nuestra humilde pero sincera colaboración para esa Falange que necesita nuestra sociedad y nuestro pueblo. Me gustaría saber tu dirección postal para enviarte uno de mis libros. Un abrazo.
    Eduardo

  3. Tan “puro”y a favor de la lucha de clases y el diálogo con la izquierda pero no con los patriotas? Vete con ellos y a lo mejor te compras un chalet el día de mañana.

  4. José Julio, da pereza leerte. Sólo me ha quedado claro que sientes verdadera admiración por el comunista Antonio Gramsci. No traiciones a la Falange.

  5. De acuerdo en casi todo (¿Debemos desterrar el patriotismo porque lo utiliza, de forma abusiva la extrema derecha?. ¿ No es el catolicismo caracteristico de ese Hispanismo y profundamente unido a la esencia misma de España?) lo que más me ha gustado, es que sigue en la organización y a pesar de todo, acepta el resultado. No se propone para crear una nueva Falange, cosa sorprendente. Yo también creo que el resultado va a ser parecido a LEM. Creo que obtendriamos mejores resultados sólos “Las Falanges”.

    • A Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar, no mezclemos politica con religión y viceversa, el catolicismo lo practica quien sea cristiano catolico, al resto dejadnos en paz, la religión pertenece al ambito privado de la gente

  6. Creo que cartas como la de este joven y la de Alicia Perez hace un flaco favor a Falange Española de Las JONS . La cuestion era esperar y si esta coalicion se estrella entonces , hacer criticas. Tambien puedo estar desacuerdo queno me gustan algunos partidos de esa coalicion . Pero lo logico es esperar a que se plasme la coalicion y se vea que puntos hay coincidentes . Lo dicho estos falangistas hacen lo de siempre no esperar y atacar para queno funcione algo.

  7. Señor Cuevas: Resuelva los problemas internos con su organización, por los cauces estatutarios, deje de usar los calificativos de “derecha” o “extremaderecha” sobre partidos Patriotas, en los que hay Nacional-Sindicalistas más integrales que usted, aunque no se llamen Falange o Falangista. Esta su artículo utilizado, por quienes desde la socialdemocracia real intentan “pescar en río revuelto”.

  8. Mi madre me enseñó a ser falangista y siempre me decía que FE de las JONS necesitaba una nueva fundación para adaptarla a los nuevos tiempos sin perder su esencia. Ahora es el momento de esas nuevas formas o será una muerte anunciada para pena de muchos.

  9. ¡Bravo, José Julio! Tú análisis me parece exactísimo y acorde con una defensa de la tan prostituda Falange de José Antonio. Aún hay esperanza de que la auténtica Falange pueda algún día salir a flote con jóvenes como tú. Recibe un fuerte abrazo de un viejo falangista granadino
    .

  10. Este joven ‘falangista’ es un indocumentado y un soberbio al que le falta formación en su exceso de pedantería mal compuesta. Mala gramática por unas ideas mal amuebladas producto de su edad, contaminación roja y vida en redes sociales. Viento fresco!!

Dejar una respuesta